1 jun. 2014

La ascensión de Jesucristo al cielo



Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
- «Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse.» 


La ascensión de Jesucristo al cielo, a la vista de muchos testigos de la época, es un acontecimiento histórico, como lo fue su muerte y su resurrección.  Los cristianos podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que nadie jamás será capaz de encontrar la tumba con los restos mortales de Jesucristo, ¡porque no existen!

La ascensión hacia el Padre de todo Amor es la etapa final de toda la presencia histórica del hijo muy amado de Dios, presencia del todo comprobable y probada desde muchos ángulos de la misma.

Tal y como marcha, volverá. A nosotros los cristianos nos toca esperar que llegue ese dia gozoso en el que nuestro amado Salvador cumpla su Palabra y vuelva, sobre las nubes, a recogernos, a juzgar a vivos y muertos, tal y como le compete como Redentor del género humano.

A todos nos toca ascender hacia la casa del Padre, con Jesucristo, apoyados en su Gracia, y confiados en sus méritos infinitos por los cuales hemos sido rescatados de la muerte y del pecado.

El Señor de todo poder, tenga Misericordia de nosotros los pecadores y nos reserve un lugar en su vida eterna, en la que ya no habrá llanto ni dolor, sino alegría, paz y armonía sin fin.

No hay comentarios: