28 jun. 2014

Inmaculado Corazón de María


Señora, me acerco a ti, en el dia de la fiesta de tu Inmaculado Corazón, para pedirte auxilio en mi vida diaria, para, con tu asistencia, alcanzar la purificación que preciso y la santidad que me reservas.
Te pido por los mios todos y por todos los que más necesitan de la infinita Misericordia del Señor.
Mi vida, en tus manos. Toda. A tu gusto y según tu deseo, que es el mismo de Dios.
Guíame, condúceme por tus sendas, apártame de las mías que no sean tuyas, enséñame a vivir sólo de puro Amor Divino. Concédeme la gracia de ser instrumento en tus manos para bien de mi prójimo y para glorificar al Señor. Qué deje ya de lastimarte con mi pecado y rebeldía. Que pueda secundarte en todas tus intenciones. Nada puedo sin ti. Más contigo, lo puedo todo. 
Aquí me tienes. Tuya soy. Me confío a ti para siempre. Amén.

4 comentarios:

pensamiento dijo...

Lo pequeño es pequeño, pero ser fiel en lo pequeño, es cosa grande. Feliz día de San Pedro y Pablo que ellos sean modelo de fe para ti.

Felicitas dijo...

sí, lo son. Dos grandes hombres de fe y amor a Jesucristo. Feliz dia también para ti.
Un saludo.

Fernanda dijo...

Qué hermosura tan sencilla y bella estampa, la de esta ilustración.
Besitos!!

Felicitas dijo...

A mí también me gustó por ese mismo motivo. Su sencillez y grandeza, muy similar a la de la Madre del cielo.
Me encanta que me lo digas, querida Fernandita.
Besitos!!