22 jun. 2014

Fiesta de Corpus Christi





¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar y la Virgen concebida sin pecado original!



Nuestra parroquia ha quedado así adornada para la fiesta de hoy y lo hemos hecho en honor de nuestro amado Señor Jesucristo que tanto nos quiere y por ello se ha quedado entre nosotros, bien presente en la santísima Eucaristía, Cuerpo y Sangre de Cristo, Pan y Vino consagrados, en los que su Divino Corazón palpita de Amor por los hombres todos.

¡Que Él lo sea todo para nosotros!

2 comentarios:

pensamiento dijo...

¡Cuántos años comulgando a diario! —Otro sería santo —me has dicho—, y yo ¡siempre igual! —Hijo —te he respondido—, sigue con la diaria Comunión, y piensa: ¿qué sería yo, si no hubiera comulgado?, Gracias, por todo.

Felicitas dijo...

¡Quién pudiera volver a comulgar a diario! Y es que sólo valoras las cosas, cuando ya no las tienes...
El Señor sabe. Él actuará.
Comulgar a diario es visitar a diario el Cielo, dándole mil besos y abrazos al Señor, en compañía de María y todos los habitantes del Cielo.
Gracias a ti, Pensamiento, por la rica doctrina que me estás dando y que tanto bien me hace.
Un abrazo.