29 jun. 2014

Al Jazmín

 

Orgullo de la enramada,
blanca y leve florecilla,
más que todas delicada,
y más que todas sencilla.

Muestra el lirio temblorosa
la faz cristalina y pura;
y ostenta encendida rosa
la peregrina hermosura.

Alza bella la azucena
la copa tersa y nevada
de ricos ámbares llena,
de mil abejas cercada.

Pero ¿quién tu brillo iguala,
viva flor del cano estío,
que luces entre su gala,
como espuma en claro río?

Por sencilla y delicada,
en el jardín entre ciento
fijas tú, flor, la mirada,
y fijas el pensamiento.

Y por el seno argentino
que blando perfume expira,
do bebe néctar divino
la abeja que en ti respira.—

¡Flor graciosa y nacarada,
la más tierna de las flores!
¡oh mil veces bienhadada
la que roba tus amores!

¡Bienhadada mariposa
que tu pétalo estremece,
cuando a tu lado reposa,
y en tu aliento se embebece!

Por delicada y sencilla,
en el jardín entre ciento
se fija en ti, florecilla,
mi vista y mi pensamiento.


Carolina Coronado

San Pedro y San Pablo



Este viernes, fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, el papa Francisco en la homilía de su misa diaria en la Domus Santa Marta, indicó que Dios necesita que el hombre se haga pequeño para poder comunicarle su amor.
Por eso permite que Pedro caiga y le niegue 3 veces, para que aprenda a poner su seguridad en el amor de Jesús y no en sus propias fuerzas. Y permite también que Pablo tenga una espina clavada en la carne, que le haga sentir su pequeñez y limitación. Dos grandes hombres que supieron hacerse como niños en su relación de amor con Dios, uno y trino, que en Jesucristo los marcó de por vida. Y ante el cual, doblegaron su cerviz y sirvieron con amor hasta dar su última gota de sangre por Él.

28 jun. 2014

Inmaculado Corazón de María


Señora, me acerco a ti, en el dia de la fiesta de tu Inmaculado Corazón, para pedirte auxilio en mi vida diaria, para, con tu asistencia, alcanzar la purificación que preciso y la santidad que me reservas.
Te pido por los mios todos y por todos los que más necesitan de la infinita Misericordia del Señor.
Mi vida, en tus manos. Toda. A tu gusto y según tu deseo, que es el mismo de Dios.
Guíame, condúceme por tus sendas, apártame de las mías que no sean tuyas, enséñame a vivir sólo de puro Amor Divino. Concédeme la gracia de ser instrumento en tus manos para bien de mi prójimo y para glorificar al Señor. Qué deje ya de lastimarte con mi pecado y rebeldía. Que pueda secundarte en todas tus intenciones. Nada puedo sin ti. Más contigo, lo puedo todo. 
Aquí me tienes. Tuya soy. Me confío a ti para siempre. Amén.

27 jun. 2014

Jezu ufam tobie!




-Corazón de Jesús, templo santo de Dios, en el que se acoge a todo pecador necesitado de Amor divino y Perdón de sus pecados,


¡ten Misericordia de nosotros!

-Corazón de Jesús, casa de Dios y Puerta del cielo, por la que podemos entrar en la Vida eterna prometida a los pecadores que quieren amarle y servirle, aún sabiéndose inclinados al mal,

¡ten Misericordia de nosotros!

-Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido y aún recibiremos, durante todo el resto de nuestras vidas mortales,

¡ten Misericordia de nosotros!

-Corazón de Jesús, fuente de vida y santidad, que ofreces a raudales a todo aquel que te lo pida con sincero corazón, sabiéndote Potencia infinita del Dios Amor,

¡ten Misericordia de nosotros!

-Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan, sabiéndose pecadores e inclinados a todo cuánto te ofende, pero deseosos de aprender a amarte y obedecerte de verdad,

¡ten Misericordia de nosotros!

Sagrado Corazón de Jesús, en Ti confío





Jesucristo le prometió a Santa Margarita de Alacoque, que si una persona comulga los primeros viernes de mes, durante nueve meses seguidos, le concederá lo siguiente:

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado (casado(a), soltero(a), viudo(a) o consagrado(a) a Dios).

2. Pondré paz en sus familias.

3. Los consolaré en todas las aflicciones.

4. Seré su refugio durante la vida y, sobre todo, a la hora de la muerte.

5. Bendeciré abundantemente sus empresas.

6. Los pecadores hallarán misericordia.

7. Los tibios se harán fervorosos.

8. Los fervorosos se elevarán rápidamente a gran perfección.

9. Bendeciré los lugares donde la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

10. Les daré la gracia de mover los corazones más endurecidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón y jamás será borrado de Él.

12. La gracia de la penitencia final: es decir, no morirán en desgracia y sin haber recibido los Sacramentos.

26 jun. 2014

Proceso interior



Silencio, chisporroteo suave, lenguaje. 
Silencio.
luz , presencia. recogimiento.
contemplación. silencio.

Presencia.

siempre nueva, inesperada, amante, iluminadora, 

paz interior.

Confianza. Abandono. Serenidad.

24 jun. 2014

San Juan Bautista





Escogido entre muchos.


para adiestrarse en el alto vuelo



siendo novio de la soledad,
en la que el Amado se manifiesta,




llamado a ser Agua que purifica y sana




el corazón y el alma de muchos, y aún el cuerpo,




y rescatar a los pobres y oprimidos por el diablo,
por la Palabra Divina recibida y entregada.
Esperanza certera de Vida eterna.

22 jun. 2014

Fiesta de Corpus Christi





¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar y la Virgen concebida sin pecado original!



Nuestra parroquia ha quedado así adornada para la fiesta de hoy y lo hemos hecho en honor de nuestro amado Señor Jesucristo que tanto nos quiere y por ello se ha quedado entre nosotros, bien presente en la santísima Eucaristía, Cuerpo y Sangre de Cristo, Pan y Vino consagrados, en los que su Divino Corazón palpita de Amor por los hombres todos.

¡Que Él lo sea todo para nosotros!

20 jun. 2014

Dios sabe lo que preciso



"Hay dos voluntades en pugna; 
tu voluntad ha de corregirse según la Voluntad de Dios, y no torcerse la Voluntad de Dios según la tuya. 

Tu voluntad es mala, regla es la divina; manténgase la regla para que se corrija lo malo. 

No quieras torcer la voluntad de Dios según la tuya, sino corrige tu voluntad según la de Dios. 

¿Qué es lo que quieren hacer los hombres? 

No les basta tener torcida la propia voluntad; quieren torcer también la voluntad de Dios según su propio corazón, para que Dios haga lo que ellos quieren", expresa San Agustín. 

Y añade Santo Tomás: "El corazón humano es recto cuando concuerda con la voluntad divina, que si no agrada a los que no la aman, está llena de delicias para quien la ama". 

Para poder conseguir esa recta voluntad, la Iglesia pide en una oración litúrgica: "Te rogamos, Señor, que dirijas hacia tu Voluntad incluso nuestras voluntades rebeldes".


(San Agustín, Santo Tomás y la oración de la Iglesia, Catholic.net)

18 jun. 2014

Gozo del alma




Me siento feliz, Señor, porque creo que, con la ayuda de mis hermanos que también es la tuya, te estoy re-encontrando, Dios mío. No es que te hubiera perdido, pero sí que me sentía como más alejada de ti. Y eso se me hace insoportable. Tú lo sabes.



Cuando tocas la vida de una persona, esa persona ya no puede vivir sin Ti.



Es una experiencia tan honda, que marca tanto, que es como encontrarte con el Autor de tu vida y saber que a El se lo debes absolutamente todo. Ya no hay nada ni nadie que pueda ocupar tu lugar en mi vida. 
Señor, aquí me tienes, para hacer tu Voluntad. Sea la que sea, yo te sigo, me agarro a Ti como una lapa pesada y persistente. Y con la ayuda e intercesión de Mamá María conseguiré no perderte de vista nunca más.



¡Gloria tan sólo a Ti, Jesucristo, gran Señor de los tiempos, los espacios y los hombres todos!
Nos ofrecemos a Ti en cuerpo y alma para que Tú dispongas de nosotros según tu Beneplácito, a mayor Gloria de Dios Padre, en el Amor que nos une. Amén.


16 jun. 2014

Aquí todo fenece

Si aquí todo fenece,




¿qué permanece?



La luz que ilumina a todo hombre, que vino y las tinieblas no la recibieron.




Más a todo aquel que la recibe le concede el poder ser hijo de Dios, nacido de Dios
y heredero del Reino eterno prometido a nuestros padres.


en favor de Abraham y de todo su linaje, para siempre.
AMEN

12 jun. 2014

Camino desconocido



Camino hacia adelante, porque sé que Tú me esperas al final del mismo.
Más es un camino misterioso, lleno de sucesos inesperados, acontecimientos desconocidos y vivencias que conformarán la experiencia total de mi vida. Y todo sucede para bien de los que creen en el Señor.
El dolor y el gozo se entremezclan formando un todo que nos une cada vez más a Ti. Nos libera y purifica de todo cuanto impedía e impide este divino amor.
El amor es el único que da sentido a la propia existencia. El único que nos llena el corazón.
Sabemos muy bien cómo es el buen amor y sabemos muy bien cómo es el mal llamado amor.
El apóstol nos lo describe a la perfección. Reconocemos en este caminar a los hermanos por el amor que nos dan y reciben a su vez de nosotros. Esa es la quintaesencia del cristianismo : Que os améis unos a otros como Yo os he amado.
Caminemos, pues, siempre hacia adelante, con la vista fija en Aquel que nos conforta.


11 jun. 2014

El monte del encuentro




Subiré al monte del encuentro con el Señor. 
Allí esperaré en silencio tu venida, Amado. 

Tu brisa me acariciará el pelo, 
y tu dulce Voz me hablará al corazón.

De rodillas agradeceré tu deferencia 
al ponerte a la altura del polvo y la nada, 
por tu Amor misericordioso.

Te pediré por todos, me confirmarás tu Ternura 
y tu infinito Deseo de estar con los hijos de los hombres.
De nuevo tu Corazón herido me mostrará su Dolor 
y quedaré impotente y confiada en tu Poder y tu Decisión.

¡Amado de las alturas, ven a mí, ven a nosotros 
y llénanos de tu santo Espíritu!

9 jun. 2014

Suspiro




Hálito de Vida, que sostienes al hombre mientras pasan los años dejando heridas y cicatrices en el alma y en el corazón,
Principio de existencia para todos, gozoso inquilino de los corazones que se abrieron a Dios,
Agua y Fuego, Consuelo que llegas hasta el tuétano , dando al hombre experiencia de tu Presencia,
Memoria sabia e inteligente que todo lo ves desde arriba y nos cedes chispitas de luz que nos sorprenden,
Tú que unes entre sí a todos los hijos, que eres como un código genético que nos marca para siempre, imprimiendo en nuestras almas esa imagen del Unigénito encarnado, muerto y resucitado, ascendido a la derecha del Poder.
Tú que unes Cielo y tierra, inmortal con lo mortal y haces lo imposible a nuestros ojos, creando la unidad entre Dios y los hombres, por el santo Nombre de Jesús,
Tú que dibujas en nuestro interior la imagen santa del Señor, purificando tanto error, y tanto horror,
A Tí te invocamos con gran intensidad para que llenes nuestros seres de tu Luz y tu Amor,
para que sintamos tu Presencia y sepamos cual es tu Voluntad apresurándonos a obedecerte siempre más.
Ven, y no marches, ven y susurra al oído tus Palabras certeras para cada uno y así, llenos de Ti, ya sólo vivamos por cumplir tus santos y divinos deseos de Amor y te demos a conocer. Por Santa María. Amén.




El Espíritu Santo y el Papa Francisco

VATICANO, 08 Jun. 14 (ACI/EWTN Noticias).-

Al presidir hoy la Misa de Pentecostés, en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco aseguró que “no hay cristianos mudos” en la Iglesia y no hay lugar para ellos, pues el Espíritu Santo “nos hace hablar, con Dios y con los hombres”.

El Santo Padre señaló que “el Espíritu Santo nos enseña, nos recuerda y, otro aspecto, nos hace hablar, con Dios y con los hombres. ¡No hay cristianos mudos, eh! No hay lugar para ellos”.

El Espíritu Santo, subrayó, “nos hace hablar con Dios en la oración. La oración es un don que recibimos gratuitamente; es diálogo con Él en el Espíritu Santo, que ora en nosotros y nos permite dirigirnos a Dios llamándolo Padre, Papá, Abba; y ésta no es solamente una ‘forma de decir’, sino que es la realidad, nosotros somos realmente hijos de Dios”.

“Nos hace hablar en el acto de fe. Nadie puede decir Jesús es el Señor – lo hemos escuchado hoy – sin el Espíritu Santo”.

Según cita Radio Vaticano, Francisco recordó que “hablando a los Apóstoles en la Última Cena, Jesús les dijo que, luego de su partida de este mundo, les enviaría el don del Padre, o sea el Espíritu Santo. Esta promesa se realiza con potencia en el día de Pentecostés, cuando el Espíritu Santo desciende sobre los discípulos reunidos en el Cenáculo”.

“Aquella efusión, si bien extraordinaria, no permaneció única y limitada a aquel momento, sino que es un evento que se ha renovado y se renueva todavía. Cristo glorificado a la derecha del Padre continúa realizando su promesa, enviando sobre la Iglesia el Espíritu vivificante, que nos enseña, nos recuerda, nos hace hablar”.

El Papa señaló que “el Espíritu Santo nos enseña: es el Maestro interior. Nos guía por el camino justo, a través de las situaciones de la vida. Él nos enseña el camino”.

“En los primeros tiempos de la Iglesia, el Cristianismo era llamado ‘el Camino’, y el mismo Jesús es el Camino. El Espíritu Santo nos enseña a seguirlo, a caminar sobre sus huellas. Más que un maestro de doctrina, el Espíritu es un maestro de vida. Y ciertamente de la vida forma parte también el saber, el conocer, pero dentro del horizonte más amplio y armónico de la existencia cristiana”.

El Santo Padre indicó además que “el Espíritu Santo nos recuerda, nos recuerda todo aquello que Jesús ha dicho. Es la memoria viviente de la Iglesia. Y mientras nos hace recordar, nos hace entender las palabras del Señor”.

“Este recordar en el Espíritu y gracias al Espíritu no se reduce a un hecho mnemónico, es un aspecto esencial de la presencia de Cristo en nosotros y en su Iglesia. El Espíritu de verdad y de caridad nos recuerda todo aquello que Cristo ha dicho, nos hace entrar cada vez más plenamente en el sentido de sus palabras”.

El Papa remarcó que “todos nosotros tenemos esta experiencia. En un momento, en una situación, nos viene una idea y esto se une, se relaciona con una parte de la Escritura. Ese es el camino de la memoria viviente de la Iglesia”.

“Esto requiere de nosotros una respuesta: mientras más generosa es nuestra respuesta, en nosotros se transforman más en vida las palabras de Jesús, volviéndose actitudes, elecciones, gestos, testimonio. En esencia, el Espíritu nos recuerda el mandamiento del amor, y nos llama a vivirlo”.

Francisco advirtió que “un cristiano sin memoria no es un verdadero cristiano: es un cristiano a mitad de camino, es un hombre o una mujer prisionero del momento, que no sabe atesorar su historia, no sabe leerla y vivirla como una historia de salvación. En cambio, con la ayuda del Espíritu Santo, podemos interpretar las inspiraciones interiores y los acontecimientos de la vida a la luz de las palabras de Jesús”.

“Y así crece en nosotros la sabiduría de la memoria, la sabiduría del corazón, que es un don del Espíritu. ¡Que el Espíritu Santo reviva en todos nosotros la memoria cristiana!”.

El día de Pentecostés, junto a los Apóstoles, dijo, “estaba la Mujer de la memoria. Que desde el inicio meditaba todas esas cosas en su corazón. Pidamos a su Madre que nos ayude en este camino de la memoria”.

Francisco añadió que “el Espíritu nos hace hablar con los hombres en el diálogo fraterno. Nos ayuda a hablar con los demás reconociendo en ellos a hermanos y hermanas; a hablar con amistad, con ternura, comprendiendo las angustias, las esperanzas, las tristezas y las alegrías de los demás”.

“Pero hay más: el Espíritu Santo nos hace también hablar a los hombres en la profecía, o sea haciéndonos “canales”, humildes y dóciles, de la Palabra de Dios. La profecía es hecha con franqueza para mostrar abiertamente las contradicciones y las injusticias, pero siempre con docilidad e intención constructiva”.

El Papa aseguró que “el día de Pentecostés, cuando los discípulos ‘quedaron llenos del Espíritu Santo’, fue el bautismo de la Iglesia, que nació ‘en salida’, en ‘partida’ para anunciar a todos la Buena Noticia. Jesús fue perentorio con los Apóstoles: recordemos a nuestra Madre, que partió rápidamente. La Madre Iglesia y la Madre María. Las dos vírgenes, las dos Madres, las dos mujeres”.

“Jesús fue perentorio con los Apóstoles, no debían alejarse de Jerusalén antes de haber recibido desde lo alto la fuerza del Espíritu Santo. Sin Él no existe la misión, no existe la evangelización”.

“Por esto con toda la Iglesia, con nuestra Madre Iglesia, toda, invocamos: ¡Ven, Santo Espíritu!”, concluyó.

7 jun. 2014

Primer sábado de junio




Querida Mamá del Cielo,

hoy es primer sábado de mes dedicado a desagraviar tu Corazón inmaculado y dolorido por nuestros pecados. Sí, en especial los pecados de nuestra época, que son muchos y obedecen en gran parte a una apostasía generalizada , dentro y fuera de la Iglesia. La de fuera es tremenda, pero la de dentro hace más daño, porque hiere profundamente el Cuerpo místico de tu Hijo, que somos todos los que creemos en Él.

Por eso, Madre, te ofrecemos nuestras pobres vidas, nuestro dia a dia, para que lo uses según tus deseos, según la Voluntad Divina que es tu vida total. Por eso te ofrecemos nuestros padecimientos, nuestros gozos, nuestro amor y deseo de salvación para todos los hombres. Es poco lo que te damos, pero es todo cuanto tenemos y deseamos que sea para mayor Gloria de Dios y bien de las almas.

Querida Madre, guíanos siempre por el buen camino y concédenos la Gracia de alcanzar la santidad que Dios nos tiene reservada a cada uno, para bien de la Iglesia, para gozo del Corazón Sagrado de Jesús, para que podamos ser aquellos servidores inútiles que cumplieron las órdenes del Altísimo, apoyados en su Gracia omnipotente.

Señora, a tus pies. Siempre.

3 jun. 2014

¡Ven Espíritu Santo, por tu amada Esposa te lo pedimos, ven!




¡Ven Espíritu Santo, ven por medio de la poderosa intercesión del Inmaculado Corazón de María tu amadísima Esposa!

Espíritu Divino,
tú que habitas los corazones
de los que aman a Jesucristo,
ven y sánanos de nuestras heridas,
límpianos de nuestra suciedad,
espanta con tu Presencia las malas molestias
despeja la mente y aviva el corazón,
para que con el impulso de tu fuerza
podamos salir hacia el mundo
anunciando tu Presencia
y tu Poder en favor del hombre.

Espíritu Santo,
santifica nuestros pobres quereres,
nuestros cuerpos y almas,
para que te asientes y gobiernes
todo nuestro ser,
según el agrado de Dios Padre,
a imagen de Dios Hijo,
y con el consejo de nuestra Madre
que siempre nos guía hacia Ti.

¡Te esperamos, ven!
Amén.

1 jun. 2014

La ascensión de Jesucristo al cielo



Dicho esto, lo vieron levantarse, hasta que una nube se lo quitó de la vista. Mientras miraban fijos al cielo, viéndolo irse, se les presentaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
- «Galileos, ¿qué hacéis ahí plantados mirando al cielo? El mismo Jesús que os ha dejado para subir al cielo volverá como le habéis visto marcharse.» 


La ascensión de Jesucristo al cielo, a la vista de muchos testigos de la época, es un acontecimiento histórico, como lo fue su muerte y su resurrección.  Los cristianos podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que nadie jamás será capaz de encontrar la tumba con los restos mortales de Jesucristo, ¡porque no existen!

La ascensión hacia el Padre de todo Amor es la etapa final de toda la presencia histórica del hijo muy amado de Dios, presencia del todo comprobable y probada desde muchos ángulos de la misma.

Tal y como marcha, volverá. A nosotros los cristianos nos toca esperar que llegue ese dia gozoso en el que nuestro amado Salvador cumpla su Palabra y vuelva, sobre las nubes, a recogernos, a juzgar a vivos y muertos, tal y como le compete como Redentor del género humano.

A todos nos toca ascender hacia la casa del Padre, con Jesucristo, apoyados en su Gracia, y confiados en sus méritos infinitos por los cuales hemos sido rescatados de la muerte y del pecado.

El Señor de todo poder, tenga Misericordia de nosotros los pecadores y nos reserve un lugar en su vida eterna, en la que ya no habrá llanto ni dolor, sino alegría, paz y armonía sin fin.