18 mar. 2014

La Voluntad de Dios

" Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; 

buscad el derecho, enderezad al oprimido; 

defended al huérfano, proteged a la viuda."

nos dice la santa Escritura en nombre del Señor,


Como si nos dijera: Buscad en todo el ser justos, el actuar con justicia siempre, 

el practicar la misericordia con los que sufren de alguna forma. 

Salid en defensa de los desfavorecidos y proteged a todos los que padecen.

Es un plan de vida perfecto para agradar a nuestro Dios en este tiempo de Cuaresma, especialmente, y siempre.

Amemos al prójimo, entonces, siempre y en todo momento, tal y como nuestro Dios lo espera de nosotros.
Busquemos ayudar y apoyar en especial a todos los que padecen de alguna u otra forma. Tenemos miles de ocasiones que Él mismo nos pone delante.

A diario.

3 comentarios:

Caminar dijo...

Es tan sencillo, sólo hace falta olvidarnos un poco de nosotros.
Hoy san José nos invita también a ello.
Feliz día.
Un saludo

silencio dijo...

El alma que ve la voluntad de Dios en todas las cosas, hasta en las más pequeñas, lamentables y mortales, las vive y recibe todas con un gozo, con una alegría y con un respeto siempre igual. Y abre todas sus puertas para recibir con honor las mismas cosas que otros temen y procuran evitar. Gracias, un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

Es cierto, Caminar. Es sencillo en realidad, pero nuestro "yo" lo complica todo.
Un abrazo.

Esa alma está entroncada en Cristo, insertada en la santa Trinidad, vive más no vive ella, sino Cristo en ella. Esa es nuestra meta. Allá vamos.
Un abrazo.