25 mar. 2014

La Encarnación del Verbo divino en Santa María inmaculada





«El ángel anuncia, 
la Virgen escucha, cree y concibe» 

(Sermo 13 in Nat. Dom. - San Agustín). 



Y añade: «Cree la Virgen en el Cristo que se le anuncia, 
y la fe le trae a su seno; 
desciende la fe a su corazón virginal 
antes que a sus entrañas la fecundidad maternal» 

(Sermo 293 - San Agustín).


La honda fe de santa María posibilitó la Encarnación de Dios.
Fe en que para Dios todo es posible.
No puso ninguna objeción, no pensó, " vale un dia de estos seré madre de Dios , a ver cuando se hace realidad esto, entretanto seguiré con mis trabajos, mi vida diaria , hasta que un dia se pueda cumplir ".... 
No, ella creyó y por eso ocurrió. 
Así de fácil y así de sublime.
Madre, danos parte en esa fe tuya que hizo que en ti se cumpliera perfectamente el designio de Dios sobre ti, para ti, y para bien de todos. ¡Aumenta nuestra fe!


12 comentarios:

Cristina A dijo...

Hermosa y sublime aceptación de nuestra Santa Madre.....que gozo, que grandeza de fe...fue la elegida ....y trajo al Hijo de Dios al mundo ....y ël con su infinita bondad nos redimió...María en silencio y dolor lo dejó ir ...
Muy hermoso post
Un fuerte abrazo
Cristina

Felicitas dijo...

Sí, el dolor de santa María debió ser inmenso...inaguantable. Más Ella aguantó, con la gracia de Dios, y pudo verle, al fin, resucitado, bello y más hermoso que nunca!!
Gracias, Cristina.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Pasamos la tarde con los Fundadores de los Peregrinos de la Eucaristía celebrando a María Madre de la Eucaristía en Tudela, unas charlas en la línea que meditas. A la noche una nevada intensa cambió el paisaje. Un día sin ocaso es el FIAT de María. Un abrazo.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Pasamos la tarde con los Fundadores de los Peregrinos de la Eucaristía celebrando a María Madre de la Eucaristía en Tudela, unas charlas en la línea que meditas. A la noche una nevada intensa cambió el paisaje. Un día sin ocaso es el FIAT de María. Un abrazo.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Pasamos la tarde con los Fundadores de los Peregrinos de la Eucaristía celebrando a María Madre de la Eucaristía en Tudela, unas charlas en la línea que meditas. A la noche una nevada intensa cambió el paisaje. Un día sin ocaso es el FIAT de María. Un abrazo.

Felicitas dijo...

He estado mirando tanto el blog como la página de esta nueva fundación de la Iglesia y me parece muy bella y conveniente para nuestros tiempos. La Eucaristía y Santa María son los dos pilares que San Juan Bosco nos indicó para estos tiempos de gran tempestad.
Encomiendo, encomiendo, encomiendo.
Son nueva savia, limpia, genuina, son jóvenes, sanos, que aman al Señor y le ofrendan sus vidas. ¡Cuánto valor tiene eso para el bien de la Iglesia universal!
Vivamos ese Fiat de Mamá María como lema de las nuestras.
Un abrazo, Nip.

silencio dijo...

*La fe es un camino de iluminación: parte de la humildad de reconocerse necesitados de salvación y llega al encuentro personal con Cristo, que llama a seguirlo por la senda del amor, un fuerte abrazo, gracias.

Felicitas dijo...

Otro grande para ti, Silencio.

Caminar dijo...

Gracias Felicitas, por tu comentario. No, la entrada no es mía, pero la hago mía
Entre las cosas no tengo y que me gustan mucho es el saber escribir poesía.Dios reparte sus dones como bien le parece.
Unidas en ese Fiat de Ntra. Madre María.
Santa semana.

Felicitas dijo...

Otros dones tendrás, para servir a los hermanos, que unos moldean la masa y otros recogen el grano.
Un abrazo, linda.

Fernanda dijo...

No se trata de ver para creer, sino de creer para ver...
Besitosos!!

Felicitas dijo...

Buen comentario, querida Fernanda.
Creer para ver...Ese es el camino de Jesús. Andemos por él.
Un abrazo y besitososos!