23 mar. 2014

Estamos en paz con Dios en Jesucristo



Hermanos:

Ya que hemos recibido la justificación por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo.


Por él hemos obtenido con la fe el acceso a esta gracia en que estamos: y nos gloriamos, apoyados en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios.


Y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con el Espíritu Santo que se nos ha dado.


(San Pablo a los Romanos 5, 1-2. 5-8)



¿Nos damos cuenta que el texto sagrado nos dice que todo cuanto Jesucristo nos ha conseguido en su salvación del hombre, LO TENEMOS YA EN NUESTRAS MANOS?


A menudo, nos ocurre que algunos sufrimientos de esta vida, las demasiadas actividades que tenemos, nos hacen olvidar que YA DISPONEMOS DE LA GRACIA conseguida por Jesucristo para nosotros. 

No es algo del futuro. 
No es para mañana. 
Es para ahora mismo.
Ahora mismo he sido justificado por la fe. 
Es inmediato.  Y así debo creerlo. 
Y todo es gracia, lo sabemos, porque en nada hemos merecido un Salvador tal, sino que sólo su amor infinito nos otorga, aquí y ahora, toda gracia, toda salvación, toda bendición de lo alto, todo auxilio en la necesidad, toda asistencia en medio de las cruces de la vida, todo sostén en las pruebas y toda fuerza sobrenatural para vencer en las tentaciones del enemigo.

No esperemos para el futuro su asistencia en las dificultades. Cuento con la gracia omnipotente de Dios ya ahora, para toda situación, para toda necesidad.

Confiemos en su Gracia aquí y ahora. ¡Hemos sido salvados en su Sangre!  ¡Abba, Padre, aquí estamos, para ti! Fiat, Abba.



5 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas: Magnífica reflexión, tengo que darme cuenta que es para ahora mismo y esa barca hemos de tomarla hoy para no perecer en el amargo mar de nuestras incapacidades. El lo ha conseguido, ¿Porqué busco en otro sitio, en otra gente, en otras cosas, incluso en otro dios? si Dios da lo mejor de si hoy en la Eucaristía. Mañana celebramos María Madre de la Eucaristía, a Ella se lo pido, que me haga fiel y determinado a tomar ahora la salvación que me ofrece su Hijo y que comenzó como bien señalas con el FIAT. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Querido Nip, hemos sido salvados ya y es tan hermoso saberlo y creerlo... Nos falta vivirlo en plenitud, como los santos, entregándonos cada vez más por amor al Amor de amores que nos habita y alimenta y sostiene vivos.
Hombres de poca fe, nos decía el Señor y aún nos lo dice con frecuencia...Si tuviéramos fe como un grano de mostaza, moveríamos todas las montañas de nuestras vidas, más hágase siempre la santa Voluntad de nuestro buen Padre del cielo, que sabe lo que nos conviene y así nos lo da. Danos, Señor, la paciencia que todo lo alcanza y la esperanza de nunca fenecer.
Un abrazo.

Cristina A dijo...

Felicitas una hermosa reflexión que reconforta...da esperanza de vida , porque es vida y vida eterna la que el Señor trajo al mundo para todo el que crea en Él y en su palabra.
Fuerte abrazo
Cristina

Anónimo dijo...

...hermosas palabras...



Azmara

Felicitas dijo...

Creamos más y más en esa Vida que Jesús nos ofrece.
Un abrazo, Cristina.

Palabras que son realidades, querida Azmara. Esa es nuestra fe, una fe plagada de realidades que nos elevan por encima de nuestra condición mortal.
Un abrazo.