13 feb. 2014

Todo depende



Bella  Dependencia




Hermosa independencia 






Dependen del viento





Pende al viento


Las palabras juegan y simbolizan realidades profundas que la vida conlleva. Quien cruce el puente que pende sobre el abismo, alcanza la roca segura sobre la cual se apoya todo el edificio. Una construcción espiritual, que enlaza al hombre con el que ES.


5 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Para cruzar antes te has de fiar del ingeniero que ha construido el puente y eso engarza con la entrada anterior. Confianza en completo abandono. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Sí, querido Nip, ese es el camino a recorrer, confiando siempre nuestras vidas en sus hermosas y divinas manos, que todo lo pueden y sólo saben desear nuestro bien.
¡Jesús en Ti confío!
¡Corazón de Jesús, en Ti confío!

silencio dijo...

No desear, no buscar, no pedir..., solamente amar a Dios y entregarse en sus manos como un niño pequeño, gracias, un fuerte abrazo.

Marga dijo...

Quien cruce el puente que pende sobre el abismo, alcanza la roca segura sobre la cual se apoya todo el edificio

Lo que hay en el otro lado ha de ser muy importante o necesario o verse forzado, para uno lanzarse a "la aventura del puente" que pende a la merced del viento. Jesús tiende la mano al que lo cruza y sale al encuentro del que le llama pidiéndole ayuda.
Jesús te acompaña, Él es tu amigo peregrino.

Felicitas dijo...

Hermoso programa el que me propones, Silencio. Gracias.
Un abrazo.

Si Jesús me acompaña y es mi amigo peregrino, nada temo, porque con Él lo tengo todo, Margalida.

Un abrazo y petons.