1 feb. 2014

Comunión



«Si oras solamente por ti, serás el único intercesor en favor tuyo. 
En cambio, si tú oras por todos, también la oración de todos te aprovechará a ti, pues tú formas también parte del todo. 
De esta manera, obtendrás una gran recompensa, pues la oración de cada miembro del pueblo se enriquecerá con la oración de todos los demás miembros». 
(San Ambrosio, Tratado sobre Caín y Abel).

6 comentarios:

Cristina A dijo...

La importancia de la oración por todos es doble intercesión ante Dios...que importante tenerlo presente y realizarlo..
Hermosa reflexión de San Ambrosio presentado hoy Felicitas.
Un afectuoso abrazo
Cristina

Capuchino de Silos dijo...

Es verdad, y además dejamos nuestro ego a un lado que no viene nada mal y viviríamos la caridad.
¡Si escucháramos a los santos!

Un abrazo

Marian dijo...

Gracias a Dios que yo rezo por todos, me encomiendan tantas necesidades...¡Gracias Felicitas!
Que bella imagen, la copio con tu permiso.¡Feliz y Santo Domingo!
Un abrazo fuerte.

Felicitas dijo...

Me parece muy hermoso que cuando haces el bien a los demás, como es el caso de rezar por alguien, esta obra buena revierte en bien de todos. Sólo un Dios Amor podía inventarse algo así.
Un abrazo, linda.

¡Vivámosla, pues, Capuchino!
Un abrazo.

Claro que sí, Marian, yo también la copié. Me alegro que lo practiques habitualmente. Es una gran riqueza!
Un abrazo.

Marian dijo...

Querida amiga: buenas noches.
Es el Ave maría de Caccini. Lo cantan el grupo Libera, son niños.¿ Verdad que lo hacen muy bien. Un abrazo fuerte.Dios te bendiga.

Felicitas dijo...

Me pareción lindísimo, Marian. Gracias por la info.
Besitos,