10 ene. 2014

Tu Huella




Mar de tierra,
cuyas olas serenas
invitan al hombre que avanza.

Colores suaves
que agradan la vista
dorados y tenues,
que nos devuelven la esperanza.

Cesped verde que cubres
la desnudez de la tierra
mientras paciente espera
aquella dulce labranza.

Belleza que imprimes
por donde pasas tu sello,
dejando al hombre anhelante,
contemplando tus destellos.

Mar de tierra,
que grabas en mi barro,
aquel origen milenario
inscrito en la memoria
del "¡Hágase!" primario.



4 comentarios:

Caminar dijo...

Que bello el poema y las fotografías.
Gracias.
Buen domingo.
Un saludo

Felicitas dijo...

Gracias, Caminar, por tu amable visita.
Un abrazo.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Hermosa Oda a la creación. Saber ver translucen tan concertadas líneas.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Gracias, Nip por tu agudeza vestida de suavidad.
Un abrazo.