13 ene. 2014

Servidor e hijo de tu Esclava

Dicen las lecturas de la Misa de hoy:

¡Mira, Señor, que soy tu servidor, 
tu servidor y el hijo de tu esclava: 
tú has roto mis cadenas!»
Te ofreceré el sacrificio de acción de gracias 
e invocaré el nombre del Señor.

Todos los que se han entregado de corazón y de obras al Señor, le sirven, y en especial aquellos que lo dejaron todo por amor a Jesucristo, son sus servidores.
Hijos de la Esclava del Señor, por excelencia, la Virgen María a la que aman como a su verdadera Madre y por medio de la cual, el Señor de señores ha roto sus cadenas, las cadenas de pecado que les tenían apartados del Amor Divino.
Ofrezcamos, unos y otros, sacrificios de acción de gracias, es decir, celebremos la Santa Misa con amor y emoción, e invoquemos el nombre del Señor que es Salud para nuestras almas y nuestros cuerpos también.
Sabemos a Quién acudimos, permanezcamos, por lo tanto, con Él.
Amén.


10 comentarios:

Anónimo dijo...

Amén !




Azmara

Felicitas dijo...

¡Hola,Azmara! ¡Dios te bendiga!

silencio dijo...

Sólo a los píes del maestro hemos de estar siempre, buscando constantemente su presencia, y cumpliendo su voluntad, gracias, un fuerte abrazo,

Marian dijo...

Sabemos a Quién acudimos, permanezcamos, por lo tanto, con Él.

Permanecer con EL , es nuestra felicidad, nuestra dicha.
Gracias Felicitas,Un abrazo grande-

gosspi dijo...

Tengo experiencia de esto...como ha roto mis ataduras con los afectos que no me dejaban ser libre..uf..solo El rompe con las ataduras del pecado.

Felicitas dijo...

Sí, Silencio, a los pies del Maestro, como María que disfrutaba escuchándole y contemplándole.
Un abrazo.

Gracias a ti Marían, permanezcamos en su Amor y todo irá bien.
Un abrazo, linda.

Es cierto, Gosspi, sólo Él puede liberarnos de toda mala atadura. Él sólo.
Un abrazo.

Cristina A dijo...

Dios nos hizo libre , y en esa libertad decidimos nuestra senda ...es tan grande su amor que envió a su Hijo a liberarnos de cadenas....somos libres en la medida que aprovechamos esa libertad - amando -empezando por amar a Dios ...
Un abrazo
Cristina

Felicitas dijo...

En el amor de Dios hallamos nuestra libertad más plena. Así es, Cristina. Un fuerte abrazo.

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas.
Amén.
¡Qué importante es estar atento a la las lecturas! cuando menos lo esperas, ¡zaaas! se derrama la paloma. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Es cierto, aunque dicho así, pues...
jeje...me encanta tu espontaneidad.
¡La paloma divina es tan rica en sorpresas y en alegrías para el corazón!
Un abrazo, Nip.