3 ene. 2014

Jesús bebé



te haces pequeño,
para que no te tema...
tus bracitos de niño,
me enternecen y embelesan

Y esa cabecita pelona,
se diría que eres siervo,
más tu mirada delata,
¡que tuyo es el orbe entero!

Mi pequeño mañanero,
que visitas la noche del tiempo,
y con tu inocencia iluminas
todo el monte y los senderos.

Verte así, tan inerme,
me desorienta, mi Dueño,
se diría que eres un trocito
de débil carne, 
que en manos de María,
se hará fuerte y resucitable.

2 comentarios:

silencio dijo...

Tu Mi Señor el mas grande,te haces pequeño, porque amas las cosas pequeñas, gracias un fuerte abrazo y feliz y santo año nuevo, que Dios te bendiga amiga.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Silencio, por tu fidelidad y cariño.
Un abrazo.