23 oct. 2013

Verbo encarnado

Dios Padre engendra virginalmente a Dios Hijo






por eso era necesario que la Madre también 
lo engendrara virginalmente.




¡Qué hermoso!

4 comentarios:

silencio dijo...

Así es, que Dios Padre, nos ayude a vivir esa hermosura de la virginidad y santidad a la que todos somos llamados, gracias, amiga, que Dios la bendiga.

Fernanda dijo...

Desde el lunes que vi en Isabel(la serie) a una de las protagonistas rezando a la Virgen en latín me apetece aprender el Avemaría en latín, porque suena muy bonito.
Ya me sé un poquito, mira:
Ave María gratia plena....
Besitoss!!

Felicitas dijo...

¡Oh sí, Silencio, que nos ayude, que le necesitamos mucho! Un abrazo, amiga.

Me alegro que te guste como suena el latín. A mí también me gusta mucho para rezar. Es un idioma perfecto para hacer oraciones y cantos inspirados.
¡Besitosososos, guapis!

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La Virginidad más Excelsa es la del Alma, en ese preciso instante el Hijo símbolo del Amor nace y es nuestra canción.
LLegará el día o ciclo de vida en que toda la Humanidad cultivará la Virginidad, esa a la que debemos Bendecir.



Gracias.