30 oct. 2013

Semejantes a Dios




“El objetivo de una vida virtuosa consiste en llegar a ser semejante a Dios” (San Gregorio de Nisa)



Semejantes a Dios.... en realidad hemos sido hechos a semejanza de Dios, pero después del pecado original, esa imagen ha quedado afectada, de manera que, por la fe en Jesucristo y por su Gracia omnipotente, a lo largo de nuestra vida, vamos siendo hechos cada vez más semejantes al Señor. De forma lenta y progresiva, a la par de lo que podemos asumir. Requiere nuestra voluntad de seguimiento y un grande amor al Señor, más diría que el real crecimiento personal, a Dios gracias, nos pasa un poco desapercibido. Que si lo viéramos claramente, ocasión tendríamos de estropearlo de nuevo. En el Cielo veremos la obra de Dios en nosotros y, por ello, le glorificaremos eternamente.



4 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

¡Qué verdad tan grande!
A veces todo se me olvida y vuelvo a recomenzar por la gracia de Dios. ¡Menos mal que lo tenemos a Él.

Un besazo

Felicitas dijo...

Cada nuevo dia, es una nueva ocasion para recomenzar, por la gracia de Dios. ¡Tenemos oportunidades a patadas!
Un abrazote.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Somos Dioses, sólo hemos de Brillar en la sencillez.



Un abrazo.

Felicitas dijo...

Hemos sido hechos hijos en el Hijo por pura gratuidad. Participamos en la vida divina, en la medida que nos adherimos libremente a la persona y doctrina de Jesucristo, dejándonos purificar y santificar por su santo Espíritu.
Un saludo.