24 oct. 2013

Pensamientos


Un largo paseo, sin prisas, con todo el tiempo del mundo, 
sin llamadas al móvil, ni interrupciones.... ¡Qué alegría!




 Eso tan sólo puedo hacerlo contigo, mi Señor, porque NO TIENES MOVIL. 
¡qué suerte tienes!
¡Y qué suerte tengo de tener un Amigo tan fiel y anticuado!...

8 comentarios:

Rafael dijo...

¡Muy bueno! (Y lo de "anticuado" me ha hecho gracia)

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Magnífica reflexión, duros los preámbulos del paseo, pero luego, ¡Qué hermosa y eterna compañía!. Un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Dudé si ponerlo o no, pero, creo que el Señor tiene un sentido del humor excelente, Rafael!
Un abrazo.

Los preámbulos del paseo son como una mala noche en una mala posada, según dijera nuestra admirada y santa Teresa de Jesús, más para ese fantástico premio de vida, bien vale sufrir un poco.
Un abrazo.

silencio dijo...

Gracias, por su gran sencillez, es verdad a Él lo tenemos siempre si tan sólo confiáramos más en Él y nos creyéramos su amor seriamos santos, gracias, un gran abrazo amiga.

Capuchino de Silos dijo...

Paseando y repirando aire puro por este maravilloso paraje lleno de preciosos árboles con el mejor amigo que podamos tener. Gracias

Un abrazo

Felicitas dijo...

Fe y Confianza, querida Silencio... ¡Qué virtudes tan importantes en nuestras vidas! Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

Nuestro mejor Amigo, Capuchino, el que Nunca nos ha fallado y Nunca fallará.
Un abrazo, amiga.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Cuando estamos dispuestos a desnudarnos de las cosas externas y de la internas todo fluye.


Un abrazo.

Felicitas dijo...

Si me desnudo de todo y no me lleno de Bien, mi desnudez será la antesala de la nada.
Un saludo.