3 oct. 2013

La Inmaculada Concepción




Santa María es la Inmaculada Concepción, como Ella misma nos revela en sus apariciones de Lourdes, con lo cual podríamos afirmar que no hay ni ha habido nadie más que haya recibido esta inmensa Gracia del Señor.

Santa María, por lo tanto, no peca y es porque está tanto en Dios, está tan unida al Señor, que aunque quisiera pecar, no pudiera y aunque pudiera pecar, no quisiera.

No se trata de una falta de libertad sino que conforme más está alguien unido a Dios por el amor, más capaz es para el Bien y más " incapacitado" queda para el mal. 

Ella que siempre vivió enamoradísima de su Señor, y estuvo siempre llena de Gracia, "se incapacitó" voluntaria y libremente, de la forma más total, para cualquier pecado, ni el más insignificante.

10 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Me entusiasma leerte especialmente cuando hablas de la Virgen. Esa incapacitación de la propia voluntad es la expropiación de la voluntad propia que en seguida ocupa la Voluntad santa de Dios y nos preserva de caer tras una inmaculada reparación hecha por la confesión sacramental.Un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Dichosos los ojos que te leen! ¡Bienvenido, querido Nip!
Tienes mucha razón, además ya me toca. Inmaculada reparación.... bonita expresión.
Un abrazo.


silencio dijo...

En ella tenemos un gran modelo de mujer, dónde siempre deberíamos mirarnos cada una de nosotras, y ver ¿qué hay en mi de ella?, gracias una vez más un gran abrazo.

Felicitas dijo...

Tienes razón, Silencio, Ella es nuestro mejor modelo y aspiramos a parecernos cada dia un poco más.
Un abrazo, linda.

Fernanda dijo...

Ella es la campeona de la impecabilidad, una titam de la Gracia, imposible de imitar.
Besitoss!!

Fernanda dijo...

En la palabra "titam" cambiése la eme por una ene...ejem

Felicitas dijo...

No es imposible imitar a María, querida Fernandita. Es cierto que no podemos ser inmaculados como ella, mientras estemos en este mundo, pero sí que podemos aspirar a parecernos a ella cada dia un poco más. ¡¡Con la gracias de Jesucristo, podemos!!
Besitosososos!!!

silencio dijo...

muchas gracias, amiga, Dios este contigo, un gran abrazo.

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Silencio, por tu cariño y apostolado.
Un gran abrazo.

Marian dijo...

Hola hermanita. ¡Que quien me mire te vea! Le decíamos a la S.. Virgen, claro que tenemos que imitarla. Muy lejos estamos, pero los hijos heredan
de los padres, rasgos, dones, virtudes etc.¡ Gracias por esta bella entrada!.Un gran abrazo .
Dios y la Virgen te bendigan.