27 sept. 2013

Creciendo




Floreciendo, en silencio,
un lugar muy adentro,
escondido a la vista del mundo entero,
estás creciendo, estás creciendo...

Un regalo muy bello,
grande y sincero,
de luces blancas y aroma fresco,
brindado por Manos que tienen hueco...

No imaginé un presente tan sacro,
vivencia tan honda y transformante...
Trascendencia entrando en mi tiempo,
aquí y ahora, ¡te amo y te tengo!

El cielo en un brote de vida lleno,
silencio acaricia mi alma y creo
que pronto veré ese Rostro tan bello
que nace y es de Dios su destello.

26 sept. 2013

Gotas de mariología



La Redención, supuesta la necesaria solidaridad entre Dios y los hombres en Cristo, no será sino una nueva comunicación de la vida divina; en cuanto que los hombres, incorporados en Cristo, reciben de la Cabeza Misma, como verdaderos miembros suyos, la filiación adoptiva de Dios, que fluye de su filiación natural. 

Y la función maternal de María, por la que Dios es dotado de carne humana, es verdadera incorporación nuestra en Cristo; de donde María, que es hecha Madre de Dios para que sea posible la Redención, es por lo mismo Madre de todo el Cristo total, tanto de la Cabeza como de los miembros.

( Padre José Antonio de Aldama, S.I. )

25 sept. 2013

Audiencia general de los miércoles del Papa Francisco

LA IGLESIA ES ÚNICA PARA TODOS Y NINGUN GRUPO LA PUEDE PRIVATIZAR

Ciudad del Vaticano, 25 septiembre 2013 (VIS).-La unidad de la Iglesia, esparcida por el mundo, ha sido el tema elegido por Francisco para la catequesis de la audiencia general de los miércoles en la que han participado más de 40.000 personas. “En el Credo - ha dicho - profesamos la fe en la Iglesia que es una; es decir que la Iglesia es única y es en sí misma unidad... aunque esté esparcida en todos los continentes.”

La unidad en la fe, en la esperanza, en la caridad, en los sacramentos y el ministerio, son “como los pilares que sostienen el único gran edificio de la Iglesia. A cualquier lugar que vayamos, incluso en la parroquia más pequeña en el rincón mas escondido de la tierra, hay una única Iglesia; estamos en casa, estamos en familia, estamos entre hermanos y hermanas, Y este es un gran don de Dios. La Iglesia es una sola para todos. No hay una Iglesia para los europeos, una para los africanos, una para los americanos, una para los asiáticos, una para los que viven en Oceanía: es la misma siempre. Es como una familia: se puede estar lejos, esparcidos por el mundo, pero los lazos profundos que unen a todos sus miembros siguen siendo estrechos, a pesar de la distancia”

El Papa ha recordado al respecto la reciente Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro donde había tantos rostros, lenguas y lugares de procedencia, y sin embargo se sentía “ una unidad profunda, se formaba una Iglesia sola, estábamos todos juntos y se sentía”. “Vamos a preguntarnos: ¿ Yo como católico siento esta unidad... la vivo? ¿O no me interesa porque...soy de aquellos que privatiza a la Iglesia para su propio grupo, para su propia nación o sus propios amigos? Es triste encontrar una Iglesia privatizada por este egoísmo y esta falta de fe ¿Rezamos unos por los otros? Os pregunto: ¿Cuantos de vosotros rezáis por los cristianos perseguidos, por ese hermano o esa hermana que sufren a consecuencia de su fe? Es importante mirar fuera del recinto y sentirse Iglesia, única familia de Dios.

La segunda cuestión abordada por Francisco ha sido la de las heridas a esta unidad porque “ a veces surgen incomprensiones, conflictos, tensiones, que la hieren y entonces la Iglesia no tiene el rostro que quisiéramos; no manifiesta la caridad, ni lo que Dios quiere. Somos nosotros los que creamos rupturas. Y si miramos a las separaciones que todavía hay entre los cristianos, católicos, ortodoxos, protestantes... sentimos la fatiga de lograr que esta unidad sea plenamente visible. Es necesario buscar y construir la comunión, educarnos a ella y a superar incomprensiones y divisiones... Nuestro mundo necesita unidad... reconciliación, comunión y la Iglesia es casa de comunión”.

Citando la Carta de San Pablo a los Efesios, el Papa ha reiterado que para conservar la unidad hacen falta “humildad, dulzura, magnanimidad y amor” pero que ésta no es, en primer lugar, fruto de nuestros esfuerzos sino que procede del Espíritu Santo que recrea constantemente la Iglesia y es artífice de “la unidad en la diversidad, porque el Espíritu Santo es armonía”. Y ha concluido pidiendo a Dios, como en la oración de San Francisco, que nos ayudase a no ser nunca instrumentos de división sino a llevar amor donde hay odio, perdón donde hay ofensa y unión donde hay discordia.

(Servicio informativo del Vaticano, V.I.S.)

24 sept. 2013

Ejercicios Espirituales en la provincia de Barcelona

SEPTIEMBRE:   

Sábado 21 Retiro para mujeres

Domingo 22 Retiro para hombres  

Del jueves 26 al dom. 29 Ejercicios Espirituales  para hombres 


OCTUBRE: 

Del jueves 24 al dom. 27 Ejercicios Espirituales  para hombres
Del jueves 31 al dom. 3  Ejercicios Espirituales   para mujeres     


NOVIEMBRE: 

Del lunes 18 al sábado 23 Ejercicios Espirituales  para hombres
 
Domingo 14 Retiro para hombres  (y sus familias)  



DICIEMBRE: 

Sábado 14 Retiro para mujeres      

Del jueves 5 al dom. 8 Ejercicios Espirituales  para chicas

Domingo 15 Retiro para hombres 

Del jueves 26 al martes 31 Ejercicios Espirituales  para hombres


¿Dónde?

Casa Mare de Déu de Montserrat
081840 Caldes de Montbui
Tel. 93.865.44.96
Hna. Lourdes : 685499827
Blog:  CPCR Caldes


Una experiencia del amor de Jesucristo inolvidable.

22 sept. 2013




Dulce Madre, Virgen de la Merced,  míranos, miserables pecadores, gimiendo bajo ese peso inmisericorde de nuestras transgresiones, como los que nada comprenden, ni saben, ni quieren entender.

Más apiádate de nosotros y libéranos de ese yugo cruel y rastrero, con el poder que el Señor mismo te concede, y haznos fieles seguidores y amigos de tu divino Hijo, al que queremos servir, al que queremos obedecer en todo, aunque nos suponga gran sufrimiento. 

Nunca será tanto como el que Él y tú padecisteis por liberarnos y abrirnos las puertas de la Vida Plena. ¡Señora, líbranos del mal! Amén.

9 sept. 2013

El Papa Francisco ha dicho recientemente

ÁNGELUS: LA GUERRA CONTRA EL MAL ES DECIR NO AL ODIO FRATRICIDA Y A LA VIOLENCIA EN TODAS SUS FORMAS

Ciudad del Vaticano, 8 de septiembre (VIS).-Francisco, en continuidad con la vigilia de ayuno y oración por la paz en Siria, Oriente Medio y todo el mundo, que se celebró ayer ha retomado en el ángelus del mediodía el tema de la paz, leyéndolo a la luz del evangelio en que Jesús insiste en la condición para ser sus discípulos: no anteponer nada al amor por él, llevar la propia cruz y seguirlo.

El Papa ha explicado que mucha gente se acercaba a Jesús, sobre todo después de algún hecho milagroso que lo acreditaba como Mesías, como Rey de Israel. Pero Cristo que sabía que en Jerusalén le esperaba la Cruz, no quiere engañar a nadie y repite que la senda que dibuja pasa por el sacrificio de si mismo y el perdón de los pecados. “Seguir a Jesús -ha dicho el pontífice- no significa participar en un desfile triunfal. Significa compartir su amor misericordioso, entrar en su gran obra de misericordia por cada ser humano y por todos los seres humanos... El perdón universal y la misericordia pasan a través de la cruz y Jesús no quiere llevar a cabo esta obra solo: quiere involucrarnos en la misión que el Padre le ha encomendado....El discípulo de Jesús renuncia a todos los bienes porque ha encontrado en El bien más grande, en el que cualquier otro bien halla su significado y su valor plenos: los lazos familiares, las otras relaciones, el trabajo, los bienes culturales y económicos...”.

Para aclarar esa exigencia, Jesús se sirve de la parábola de un rey que va a la guerra y antes de partir, debe examinar si puede hacer frente con diez mil a su adversario que cuenta con veinte mil y, en caso de que no sea así, le envía mensajeros para pedir la paz. “Aquí Jesús no quiere afrontar el tema de la guerra; es sólo una parábola -ha observado el Santo Padre- .Pero, en este momento, cuando estamos rezando intensamente por la paz, esta Palabra del Señor, nos toca en lo más profundo y, en sustancia, nos dice: ¡Hay una guerra más profunda que todos debemos combatir! Es la decisión, fuerte y valiente, de renunciar al mal y a sus seducciones y de elegir el bien, listos para pagar en primera persona: esto es seguir a Cristo, esto es cargar con la propia cruz. Esta es la guerra profunda contra el mal. ¿De que sirve hacer guerras, tantas guerras, si no somos capaces de combatir esta guerra profunda contra el mal? No sirve de nada”.

Además, “esta guerra contra el mal comporta decir que no al odio fratricida y a los engaños de que se sirve; decir no a la violencia en todas sus formas; decir no a la proliferación de armas y a su comercio ilegal. ¡Y hay tanto! Y nos queda siempre la duda: Esta guerra de aquí, o esta otra de allá -porque hay guerras en todos los sitios- ¿es de verdad una guerra por problemas o es una guerra comercial para vender armas en el comercio ilegal? Estos son los enemigos contra los que hay que luchar, unidos y con coherencia, sin seguir otros intereses que no sean los de la paz y los del bien común”.

Al final el pontífice ha hablado de la festividad de la Natividad de María, que se celebra hoy, y es muy importante sobre todo para las Iglesias Orientales. “Todos nosotros, ahora podemos mandar un saludo a todos los hermanos, hermanas, obispos, monjes y monjas de las Iglesias Orientales, ortodoxas y católicas...Jesús es el sol y María la aurora que anuncia su salida. Ayer por la noche hemos velado confiando a su intercesión nuestra oración por la paz en el mundo, especialmente en Siria y en todo Oriente Medio. Ahora la invocamos como Reina de la Paz: Reina de la Paz, ruega por nosotros”.

SIGAMOS REZANDO PORQUE LA BÚSQUEDA DE LA PAZ ES UN CAMINO LARGO

Ciudad del Vaticano, 8 de septiembre 2013 (VIS).-”Quisiera dar las gracias a todos aquellos que, de una u otra forma, se unieron a la vigilia de oración y ayuno de ayer en la noche. Gracias a las numerosas personas que han ofrecido sus sufrimientos. Gracias a las autoridades civiles, a los miembros de otras comunidades cristianas y de otras religiones, y a los hombres y mujeres de buena voluntad que han vivido, con este motivo, momentos de oración, ayuno y reflexión”, ha dicho el Papa después de rezar el Ángelus.

“El compromiso continúa: ¡Sigamos con la oración y con las obras de paz! Les invito a seguir rezando para que cese inmediatamente la violencia y la devastación en Siria y para que se trabaje con renovado empeño por una justa solución al conflicto fratricida. Pidamos también por los otros países de Oriente Medio, especialmente por el Líbano, para que encuentre la anhelada estabilidad y siga siendo modelo de convivencia; por Iraq, para que la violencia sectaria deje paso a la reconciliación; y por el proceso de paz entre israelitas y palestinos, para que avance con determinación y audacia. Pidamos también por Egipto, para que todos los egipcios, musulmanes y cristianos, se comprometan a construir juntos la sociedad buscando el bien de toda la población”.

“¡La búsqueda de la paz es un camino largo y requiere paciencia y perseverancia! ¡Sigamos rezando!”.

Por último, ha recordado que ayer en Rovigo (Italia) fue proclamada beata María Bolognese, fiel laica de esa región, nacida en 1924 y fallecida en 1980. “Dedicó toda su vida -ha dicho el Papa- al servicio de los demás, sobre todo de los pobres y enfermos, soportando grandes sufrimientos en profunda unión con la pasión de Cristo. Demos gracias a Dios por esta testigo del Evangelio”.


(V.I.S. Servicio informativo del Vaticano)

8 sept. 2013

Natividad de Santa María





Hoy nace la aurora que anuncia un sol sin ocaso,
su Luz nos visita y desea iluminar nuestras vidas.
¿Le dejaremos?

4 sept. 2013

Guerras y rumores de guerras

¿Por qué las guerras?

Porque los poderosos son soberbios y no aman al pueblo que afirman servir y representar.

Porque todos somos pecadores y los que nos gobiernan son esclavos de su funesta idolatría al poder y al dinero y nunca tienen suficiente. Siempre quieren más y más y más... Como drogadictos que ya no son libres para distinguir el bien del mal y tan sólo actúan en función de su obsesión y amarre, justificando con grandes palabrerías todos sus actos viles.

El Señor se encargará de confundir a los soberbios y despojar a los ricos, enriqueciendo a los pobres y enalteciendo a los humildes y con frecuencia ya lo comienza en este mundo. Hemos sido testigos de la opresión de los poderosos, su odio disfrazado y sus malas artes en tantos conflictos habidos en el siglo XX y XI y seguimos siéndolo...
Es la historia de siempre, siglo tras siglo han caído en las redes del maligno, quedando sujetos a su poder, aquellos que debieran haber trabajado por el bien de todos, convirtiéndose en auténticos servidores de la sociedad. Claro que han habido excepciones, pero no hacen más que confirmar la regla.

¿Cómo vamos a tener gobernantes nobles y entregados al bien en una civilización que ha dado la espalda a Dios, como si no existiera y no tuviera derechos de autor sobre nosotros? Es humanamente imposible.

Unámonos, sin embargo, a las bellas intenciones de nuestro santo Padre y hagamos ayuno y oración con él el próximo domingo , 7 de setiembre, implorando al Señor la Paz para nuestro mundo convulso. Porque para Dios sí que todo es posible.  La Señora intercede por todos.