24 ago. 2013

Santa María, Reina




Señora de lo creado, Reina en el Rey de reyes, tu poderío mostraste, haciendo , en silencio, tu obra en el hombre pecador. Misericordiosa y amante, como si nada, dispones de los tuyos, conduciéndolos y dándoles un dulce descanso del alma, para que vean y sepan, que tú haces y deshaces en los que a ti se consagran.

3 comentarios:

Claro de Luna dijo...

María del Socorro que nunca abandona a sus hijos...Santa y Dolorosa acompañó a su Santísimo Hijo en su agonía hasta el final...recurrir a Ella es una esperanza de vida ...Madre de la Esperanza y de la agonía...bendita seas.
Cristina

silencio dijo...

que la Reina del Cielo, nos enseñe a buscar las cosas de arriba, dónde está Cristo Jesús, que Dios la bendiga un fuerte abrazo.

Felicitas dijo...

Amén, Cristina, amén. Ella siempre está con nosotros, auxiliándonos en todo. Hay que tener fe y confianza en su amor materno divino.
Un abrazo, linda.

Cierto, Silencio, ojalá busquemos sólo las cosas de arriba y quedemos anclados al cielo, pisando esta tierra de pecado, con Esperanza y Amor.
Un abrazo.