27 jul. 2013

Una gran tríada



Se prepararon con excelencia para la misión recibida de manos del Señor.
Cumplieron la Voluntad Divina, apacentaron el rebaño y lo libraron de los depredadores.
Son padres en el Padre. Son otros cristos en el Hijo. Son la luz del amor divino, en el Espíritu Santo.
¡Te damos gracias, Señor, por cuidarnos tanto enviándonos santos a este mundo en deriva!
¡Jesús, confiamos en Ti!

5 comentarios:

Caminar dijo...

Qué bella imagen.
Cuánto nos cuida el Señor.
Un abrazo en Cristo.

silencio dijo...

Hermoso compartir, que su vida nos ayude a busca y vivir la santidad, que todos estamos llamados a ser otros Cristo, a ser pequeños santos, gracias, un abrazo.

silencio dijo...

Un abrazo amiga, feliz semana.

Claro de Luna dijo...

Cuanta alegría ver ese compartir fraternal para tan hermosa misión encomendada por Cristo nuestro Señlor...ir por el mundo y proclamad la Buena Nueva ..
Muy hermosa entrada ...muy motivadora y plena de paz.
Afectuoso saludo
Cristina

Felicitas dijo...

Cierto, Caminar, cierto.
Un abrazo.

Buscar y vivir la santidad. Fiat. Gracias, Silencio.
Un abrazo.

Feliz semana, amiga.

Muchas gracias, Cristina, es una misión hermosa y grande e importante.
Un abrazo, linda.