13 may. 2013

Virgen y Madre de los hijos de Dios



Hoy vengo a ti, oh Madre, Mamá María, con el cansancio como bagaje de vida, más también con la esperanza cierta de tu amor y solicitud por todos tus hijos. El Papa Francisco te ha consagrado hoy su ministerio petrino y ello nos alegra tanto, porque es Dios mismo el que ha puesto en estos últimos tiempos de apostasía generalizada, su Iglesia bajo tu Protección, porque se hace necesario que seas amada, reverenciada, venerada ahora, más que nunca, Mujer de la Santa Escritura a quien Dios mismo le confió cuanto más ama: su Hijo único, para la salvación de todo el género humano. ¡Corazón inmaculado de María, confiamos en ti!

2 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. ¿Cuál es el mensaje de Fátima hoy? Un abrazo

Felicitas dijo...

Oración y penitencia, imagino, Nip. Creo que la Virgen nos pide siempre esas dos cosas inmersas en la honda vivencia del amor de Dios que ha de dar sentido a nuestras vidas.
Un abrazo.