9 may. 2013

Palabra del Señor

... ¡pero vuestra tristeza ...




se convertirá en alegría!






¡Concédeme, Señor, la inmensa Gracia de poder alegrarme con tus Alegrías y también poder entristecerme con tus tristezas, para que ya no viva más para mí, sino sólo para ti! Amén.

No hay comentarios: