26 may. 2013

Domingo de la Santísima Trinidad




Lectura del santo evangelio según san Juan 16, 12-15


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 

«Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; 

cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. 

Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir.

Él me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando.

Todo lo que tiene el Padre es mío. 

Por eso os he dicho que tomará de lo mío y os lo anunciará. »

En la Santísima Trinidad, las 3 Personas actúan siempre en consonancia las unas con las otras. Todo lo que es del Padre, también es del Hijo y el Espíritu Santo lo recibe siempre de ambos, el Padre y el Hijo, para comunicarlo a los hombres que creen en Jesucristo.

Pero , mejor leamos qué nos dice San Agustín:

San Agustín, in Ioannem, tract., 99. Esta palabra es semejante a la que dijo de sí mismo: "No puedo hacer nada por mí mismo, sino que como oigo juzgo" (Jn 5,30); pero decimos que esto puede entenderse respecto a su naturaleza humana. Pero, como el Espíritu Santo no ha venido a ser creatura asumiendo la naturaleza humana1, ¿de qué modo hemos de entender esto? Debemos entender que El no existe por sí mismo. Pues, el Hijo es engendrado por el Padre, y el Espíritu Santo procede2. Pero la diferencia entre engendrar y proceder, en este asunto, sería demasiado larga de explicar, y de dar ahora alguna definición ésta podría ser juzgada de precipitada. "Hablará todo lo que oyere". Pues, para el Espíritu Santo oir es saber; y saber es ser. Puesto que no es por sí mismo, sino que es por quien procede y le viene la esencia. De ese mismo modo tiene la ciencia, y la capacidad de oír, que es nada menos que la ciencia que posee. El Espíritu Santo, pues, siempre oye porque la ciencia que posee es eterna. Así, pues, de quien El procede, oyó, oye y oirá. 

6 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Me encanta la reflexión sobre la escucha: "...para el Espíritu Santo oir es saber y saber es ser". Lo meditaré. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Oir es saber y saber es ser. Eso , me parece, Nip, que sólo se da en Dios.
Un abrazo.

xtobefree dijo...

Sed perfectos, es eso, tener sed. Un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Ahora lo he entendido! ¡Qué fuerte, no lo había pillado! Claro, tener sed, beber, ser. ¡Qué bonito!¡Gracias!
Un abrazo.

xtobefree dijo...

Por eso es preciso comulgar bajo las dos sagradas especies. El manto de flores me recuerda el Domingo de Misericordia de Santarem con su alfombra de pétalos para la procesión del Corpus. Un abrazo.

Felicitas dijo...

Es una alfombra de flores de las fiestas de Corpus de Chipiona.
Me encanta comulgar bajo las dos especias, aunque no siempre se presenta la ocasión.
Un abrazo, Nip.