3 may. 2013

Buen amigo




Hoy quiero obsequiarte,
con flor que emerge del alma,
en la quietud,  tan llena de calma,
y un beso minúsculo darte.




Imperceptiblemente conduces,
no se diría que el timón tú llevas,
más dando cauce aclaras y dices
palabras amables y tan certeras.


yo que pensaba que te conocía,
hoy me doy cuenta de tu gran valía
y como tonta quedo pensativa,
saboreando tu sabiduría.




¿de qué me sorprendo? ¿de mi pecado?
¡Si sólo soy tierra y polvo pisado!
Mediocridad y humo elevado...
¡Más, en tu Amor, Señor, rescatado!


5 comentarios:

Margalida dijo...

Me gusta :)

Margalida dijo...

je...je es precioso como siempre!!

Besitos guapa!

Felicitas dijo...

Me alegro que te guste, Margalida.
Tú también eres preciosa!
;)
Besitos, amiga!

Rosa María dijo...

Es reconfortante respirar el Amor posicionando siempre los pasos en la vida para compartir esperanzas.
Un abraciño,
Rosa María Milleiro

Felicitas dijo...

Gracias, Rosa María, es un honor que me visites. El Amor y la Esperanza siempre van de la mano, a Dios gracias!
Abraciño!