22 abr. 2013

Lourdes





Río caudaloso,
presuroso, y vivo,
y al tiempo silencioso,
imagen de las gracias
que en su manos se derraman
sobre el pobre pecador,
que confiado se acerca
a la gruta del Amor.
En tus manos, me pongo Señor.
Yo confío para siempre en tu Amor.
Y ahora sé que mi Madre me conduce.
Me protege y asiste en el caminar.
Nada tengo que temer,
pues con Ella voy a estar.



4 comentarios:

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. ¡¡Bellísimo!! En efecto, Madre en Lourdes tiene la fuerza de un caudaloso río de Gracia.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Su Presencia en Lourdes es tan fuerte, que hasta las piedras te hablan de la Señora y te dicen: Esto es un trocito de Paraíso que María administra en favor de sus hijos en el Hijo. Nosotras somos testigos de ello, en el tiempo.
Santa Bernadette interceda por todos nosotros.
Un abrazo.

Fernanda dijo...

Qué bonito. Qué contenta ha de haberse puesto la Mamá del Cielo al leerlo.
Bezoss, querida poetisa.

Felicitas dijo...

Hola, querida amiga, la Mamá del Cielo se alegra por cualquier muestra de amor que le hagamos y por cada beso, nos manda 10 Bendiciones o más... Besitosososos!!