6 ago. 2012

La Esperanza del cristiano





En 1934, San Josemaría Escrivá, en su primera colección de puntos para la meditación personal, Consideraciones espirituales, escribió:

«Espéralo todo de Jesús: 

tú no tienes nada, no vales nada, no puedes nada. 

Él obrará, si en Él te abandonas»

Se trata de una afirmación que, sólidamente fundada en la Escritura, los Padres y la teología, expresa la común, fundamental e indiscutida convicción de la fe cristiana viva y vivida de que Jesucristo es el único Salvador, a la vez que declara la radical contingencia y precariedad del hombresobre todo en consideración del desorden introducido en él por el pecado— y mueve a la confianza en Dios y al abandono filial en sus manos.




4 comentarios:

Maribel G. M dijo...

Preciosa entrada.
Buen día.
Un beso

Felicitas dijo...

Gracias, Maribel.
Un fuerte abrazo, amiga.

Miriam dijo...

Cada vez q me doy cuenta de q no puedo, me hundo un poco... luego la confianza en El me levanta...
Y como soy peke y no aprendo, así una y otra vez

Felicitas dijo...

Ay, Miriam, ¡cómo me recuerdas a mí misma! Las que somos pekes, somos así, como tú dices y Él que nos ama tanto siempre está pendiente de sus pequeños... para que no tropiecen.
¡Qué buen Padre tenemos, peke!
Besitos, linda.