18 abr. 2012

Me encuentro en el último tramo de mi vida, dice el Papa




VATICANO, 16 Abr. 12 / 11:44 am (ACI).-

En la Misa que celebró esta mañana en la capilla paulina del Palacio Apostólico del Vaticano, el Papa Benedicto XVIconmovió a los presentes con una homilía muy personal en la que admitió que ya comenzó la última fase de su vida, recordó los gestos de Dios desde su infancia y reflexionó sobre los santos que lo han inspirado desde su nacimiento.

“Me encuentro ante el último tramo del recorrido de mi vida y no sé qué me espera. Sé, sin embargo, que la luz de Dios está allí, que Él ha resucitado y que su luz es más fuerte que cualquier oscuridad, sé que la bondad de Dios es más fuerte que todos los males de este mundo. Y esto me ayuda a proceder con seguridad. Esto nos ayuda a seguir hacia adelante, y en esta hora agradezco de corazón a todos los que continuamente me permiten percibir el ‘sí’ de Dios a través de su fe”, afirmó el Pontífice en alemán ante su hermano Georg y sus más cercanos colaboradores.

Hablando en alemán y ante sus compatriotas, el pontífice dijo que santa Bernadette, la vidente de Lourdes, y Benito José Labre, un santo del siglo XVII conocido como el “peregrino de los mendigos”, son las dos figuras de referencia que ha tenido desde pequeño.

El Pontífice confesó que compartir la fecha de cumpleaños con Santa Bernardette Subirous, la vidente de las apariciones de Lourdes ha sido muy especial para él. “Ahora en este día, esta pequeña santa ha sido siempre para mí un signo (…) de cómo deberíamos ser. Del hecho que con todo el saber y el hacer, que son necesarios, no debemos perder el corazón sencillo, la mirada simple del corazón, capaz de ver lo esencial”, indicó.

El Papa recordó que Bernardette “sabía ver” lo que la Virgen le señalaba: “la fuente de agua viva, pura”. Agua que es imagen “de la verdad que viene a nuestro encuentro en la fe, de la verdad no disimulada y no contaminada”. Porque “para poder vivir, para poder llegar a ser puros, necesitamos que en nosotros nazca la nostalgia de la vida pura, de la verdad verdadera, de lo no contaminado por la corrupción, del ser humanos sin pecado”.

“En nuestro tiempo, en el que vemos en el mundo tantos afanes, y en el que irrumpe la necesidad del agua, del agua pura, este signo es tanto más grande. De María, de la Madre del Señor, del corazón puro, viene también el agua pura, incontaminada, que da la vida, el agua que en este siglo, y en los siglos por venir, nos purifica y nos sana”.

Además, reflexionó sobre San Benedicto José de Labre, fallecido un 16 de abril y con quien comparte el nombre de Papa y el de pila, Joseph. Es un santo “europeo” que tiene su particularidad en el hecho que “no quiere hacer otra cosa que rezar y dar testimonio sobre aquello que cuenta” en la vida: Dios.

No “un ejemplo a emular”, sino como “un dedo que indica lo esencial”: que solo Dios “basta” y que quien “se abre a Dios no se aleja del mundo ni de los hombres porque encuentra hermanos, porque en Dios caen todas las fronteras, porque solo Dios puede eliminar las fronteras porque para Dios, todos somos hermanos, hacemos parte los unos de los otros, que la unicidad de Dios significa al mismo tiempo la hermandad y la reconciliación de los hombres, el desmantelamiento de las fronteras que nos unen y nos curan”.

El Papa recordó que nació un Sábado Santo y sus padres lo bautizaron ese mismo día. Les agradeció por haberlo “hecho renacer” ese día a través del agua del Bautismo. “¿En qué modo el don de la vida es realmente tal? ¿Es justo dar la vida así, simplemente? ¿Es responsable o demasiado imprevisible? La vida biológica por sí misma es un don, y sin embargo está circundada por una gran pregunta”, añadió.

Agregó que “la vida se convierte en un verdadero don si junto a ella se puede dar también una promesa que es más fuerte que cualquier desventura que nos pueda amenazar, si ella está inmersa en una fuerza que garantiza que es un bien ser un hombre (…) Así, a nuestro nacimiento va asociado el renacimiento, la certeza de que en verdad es algo bueno, porque la promesa es más fuerte que las amenazas”.

El Papa explicó que el sentido del Bautismo un pertenecer a “la gran y nueva familia de Dios que es más fuerte que todas las fuerzas negativas que nos amenazan”.

8 comentarios:

Claudio dijo...

“para poder vivir, para poder llegar a ser puros, necesitamos que en nosotros nazca la nostalgia de la vida pura, de la verdad verdadera, de lo no contaminado por la corrupción, del ser humanos sin pecado”
Amen
Gracias, Felicitas!
Un abrazo

xtobefree dijo...

Buenos días Felicitas. Bautizado el mismo día de su nacimiento, tengo a mi sobrino nacido el día de Lourdes aun sin bautizar. Parecen los requerimientos sociales y las fechas mundanas más importantes que la demanda de Dios para que su Espíritu baje y habite en su criatura amada por quien su Hijo ha dado la vida en la Cruz. En fin paciencia, oración y pasar el disgusto grande. Un abrazo.

gosspi dijo...

Me encanta me hayas acercado mas al santo Padre Felicitas...lo admiro mucho ...es una mente privilegiada y con un corazón sencillo y humilde, como una persona facil de seguir y de amar...cuanto tenemos que rezar por él es un santo en potencia que dejará a la Iglesia inundada de la Misericordia...Gracias

Felicitas dijo...

Un abrazo, Claudio. Gracias por comentar!

Pues sí, Nip, mucha paciencia y quizás una palabrita dicha en el momento adecuado... y si no, oración y confianza en la Divina Misericordia del Señor que ama tanto a los pequeñuelos inocentes....
Un abrazo.

Sí, querida Gosspi, una mezcla del todo inusual, inteligencia y humildad. Un auténtico diamante para Dios, nuestro querido Benedicto XVI.
Un abrazo, linda.

silencio en la oracion dijo...

Estimada hermana,los amigos de Dios en su vida sencilla sólo dejan sabor a cristo, y nuestro Santo Pade el Papa es un verdadero signo vivó de Cristo en el mundo, sólo doy gracias a Dios por darno hombres lleno de Dios y de un gran valor extraordinario, gracias por este compartir que nosotros poemos vever de ÉL esa gran espiritualidad que sabe dargracias Santo Padre, gracias a usted hermana por su compartir Dios la ilumine y sea siempre con usted.

Felicitas dijo...

Muchas gracias, Silencio, eres un encanto de persona. Dios te lleva y te conduce cada dia por sus sendas.
Un fuerte abrazo.

Por cierto... ¡Quién pudiera decir, como el santo Padre, que estamos en el último tramo de nuestra vida mortal! Eso significa estar a las puertas de la Vida Eterna!!! Dios mio, qué maravilla!!!

Miriam dijo...

Gracias por darme a conocer un poquito más a este buenísimo Santo Padre
Me ha gustado saber qeu es devoto de Sta Bernardette
Y leer sobre la importancia del Bautismo. El domingo pasado bautizamos al más peque de los sobrinos, Es emocionante pensar que ahora él tb es hijo de Dios y heredero del cielo

Felicitas dijo...

Le han hecho tan mala prensa a Benedicto XVI, que estamos todos contaminados, incluso los católicos. Por eso es bueno conocerle, desde los medios que actúan con verdadera libertad de expresión, como son los de la Iglesia, entre otros pocos...
Un abrazo, linda.