7 feb. 2012

PROMOVER EN LA IGLESIA UNA CULTURA DE APOYO A LAS VÍCTIMAS DE ABUSOS

CIUDAD DEL VATICANO, 7 FEB 2012 (VIS).-

Ayer lunes por la tarde, en la Pontificia Universidad Gregoriana, tuvo lugar la apertura del simposio internacional “Hacia la curación y la renovación” (6-9 de febrero), que reúne a obispos y superiores religiosos de todo el mundo para relanzar el compromiso de la Iglesia en la protección, contra los abusos sexuales, de los menores y las personas vulnerables. Durante la sesión de apertura, se leyó un mensaje enviado por el cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, S.D.B. –en nombre del Santo Padre- al rector de la Gregoriana, P. François-Xavier Dumortier, S.I. 

En el mensaje, el cardenal Bertone recuerda que “el Santo Padre ha observado en numerosas ocasiones que la atención a las víctimas debe ser una preocupación prioritaria en la comunidad cristiana, y debe ir unida a una profunda renovación de la Iglesia a todos los niveles. (…) 

Por tanto, el Santo Padre apoya y anima todos los esfuerzos encaminados a responder con caridad evangélica al desafío de proporcionar a los niños y a los adultos vulnerables un entorno eclesial que conduzca a su crecimiento humano y espiritual. 

Urge a los participantes en el Simposio a que sigan elaborando sistemas para promover en toda la Iglesia una fuerte cultura de efectiva salvaguardia y apoyo a las víctimas”. El Papa reza al Señor para que este simposio pueda servir de ayuda a la hora de “responder de modo verdaderamente cristiano a la tragedia de los abusos dirigidos contra los niños”.

4 comentarios:

NIP dijo...

Buenas tardes Felicitas.Desde luego los obispos no deben confundir la prudencia con el miedo, fobia que los paraliza y hace actuar en la tiniebla en cuestiones de moral y pasta en no pocas ocasiones.un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Ven Espíritu Santo y llena los corazones de tus apóstoles con el arrojo de la Fe!
Un abrazo.

Margalida dijo...

Recemos por todos ellos para que no sucumban en las tentaciones.

¡Ven Espíritu Santo,llena los corazones de tus apóstoles con el arrojo de la fe, esperanza y caridad!

¡Ven Espíritu Santo y renueva la Faz de la Tierra, con tu inmenso AMOR Y PAZ!

Felicitas dijo...

Así sea, querida Margalida.
Petons!