27 dic. 2011

Vio y creyó


Dios, hecho hombre. 
Hecho bebé humano...
¡El más hermoso de los hijos de los hombres!
Porque es hijo de María, la llena de Gracia.
Y nos ama infinitamente,
y nos lo demuestra, entregándose al tormento
y a la muerte, para abrirnos de par en par su Cielo,
su Vida gozosa y eterna, en la que le veremos cara a cara,
tal y como Él es y podremos amarle y alabarle por siempre.
Resucitados en Él, ya no moriremos nunca más.
La VIDA ha irrumpido gozosamente en el mundo de los hombres
para darles la alegría de su Amor Divino y humano.
¡Aleluya, hermanos! ¡Alabémosle y démosle gracias por los siglos!
Feliz y santa Navidad a todos.

6 comentarios:

Capuchino de Silos dijo...

Él lo es todo para mí, es nuestro Redentor y nuestro Salvador.

¡¡¡Felices Pascuas!!!

Claudio dijo...

El es la cima que nunca alcanzo...
Un beso Felicitas!

Miriam dijo...

Aleluya¡¡
Después de esto, de un Dios hecho hombreque nos salva, ya nada podrá derrotarnos¡

Marian dijo...

¡Felicidades Felicitas!
Yo te digo como Capuchino...
sin El la vida no tiene sentido.
Un abrazo.

Mento dijo...

Que afortunados somos de compartir y creer esta noticia.
Un abrazo.

Felicitas dijo...

¡Nuestro Dios y nuestro Todo, querida Capuchina!
¡Felices Pascuas también para ti y los tuyos!

El es la cima que te alcanza a ti y te eleva amorosamente junto a Él.
Un beso, querido Claudio.

¡En Él vencemos en todas las batallas, querida Miriam! Nuestro Defensor es el Señor, estamos bajo sus alas. Un beso.

¡Feliz Navidad, querida Marian! Sin Él, moriríamos sin remedio. ¡Con Él, viviremos para siempre!
Un beso.

¡Afortunadísimos, querida Mento! ¡Poder creer en Jesús y compartir con los hermanos esta Fe es la mayor delicia de esta vida mortal! Un abrazo.