31 dic. 2011

Nos adentramos en el nuevo año


Algunos prefieren echarle optimismo y pensar que los problemas se irán arreglando con el paso del tiempo, en especial porque tenemos un buen Padre en el cielo que vela por nosotros y escucha las plegarias de sus hijos necesitados.


Otros tendrán que seguir esforzándose, dia a dia, por alcanzar la meta ansiada, pero siempre apoyados en el Auxilio del Señor, que a nadie se niega.


Dios nos asiste y nosotros nos ayudamos unos a otros, como el Señor nos enseñó.


Sólo así nacera el gozo de nuevo en nuestros corazones, porque nuestra Esperanza es inmensa y nos conduce a la Vida Eterna.



¡Feliz y santo 2012, amigos!

28 dic. 2011

El pueblo que andaba en tinieblas, vio una Luz





Lectura de la primera carta del apóstol san Juan 1, 5-2, 2

Queridos hermanos:

Os anunciamos el mensaje que hemos oído a Jesucristo: Dios es luz sin tiniebla alguna. Si decimos que estamos unidos a él, mientras vivimos en las tinieblas, mentimos con palabras y obras. Pero, si vivimos en la luz, lo mismo que él está en la luz, entonces estamos unidos unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia los pecados.

Si decimos que no hemos pecado, nos engañamos y no somos sinceros. Pero, si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará los pecados y nos limpiará de toda injusticia. Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos mentiroso y no poseemos su palabra.

Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero, si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. Él es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por os nuestros, sino también por los del mundo entero.

27 dic. 2011

Vio y creyó


Dios, hecho hombre. 
Hecho bebé humano...
¡El más hermoso de los hijos de los hombres!
Porque es hijo de María, la llena de Gracia.
Y nos ama infinitamente,
y nos lo demuestra, entregándose al tormento
y a la muerte, para abrirnos de par en par su Cielo,
su Vida gozosa y eterna, en la que le veremos cara a cara,
tal y como Él es y podremos amarle y alabarle por siempre.
Resucitados en Él, ya no moriremos nunca más.
La VIDA ha irrumpido gozosamente en el mundo de los hombres
para darles la alegría de su Amor Divino y humano.
¡Aleluya, hermanos! ¡Alabémosle y démosle gracias por los siglos!
Feliz y santa Navidad a todos.

24 dic. 2011

Et Verbum caro factum est


et habitavit in nobis  
et vidimus gloriam eius quasi unigeniti a Patre 
plenum gratiae et veritatis.

21 dic. 2011

Esperamos


Amanece un nuevo dia


¡Qué belleza de tu Mano!



¡Echaremos a volar!



a tu modo sobrehumano



porque Tú te has hecho hombre




para hacerlo a él tu hermano.

15 dic. 2011

Silencio


Se hace necesario el silencio.
Cuando llegan a uno agresiones en forma solapada, se hace necesario el silencio.
Tiene un sonido tan hermoso.

Cuando uno quisiera blandir mil argumentos para defenderse,
y, por el contrario, es conducido al silencio de sí.

Primero cuesta entrar, porque el corazón palpita con tantas cosas...
Más luego, el Espíritu lo va aquietando y dulcemente lo va acallando,
como una madre que arropa y mece a su recién nacido.

¡Qué dichosas las veces que lograste hacerme callar, oh Señor!
No me arrepentí de secundarte en aquellas ocasiones.
¡Cuánto bien se deduce de esos silencios inducidos por Ti!
Bien para uno mismo, y bien para los demás.

Hoy me toca callar. Amén.

14 dic. 2011

Confianza



¡No temas, 
Espera en el Señor, ten ánimo, espera en el Señor!

12 dic. 2011

Me inspiras



Las obras de tu Mano,
me tienen enamorada,
son perfecciones tantas...
¡que me quedo encandilada!

El agradecimiento aflora y planta su tienda en mí,
me nace una dulzura que mana trascendiendo,
y ora se hace servicio
y ora me lleva a Ti.

Si la Belleza no fuera
un don de tu Corazón,
mi alma no te mirara,
y nisiquiera te hallara,
sería un contrasentido,
el verte en la creación.

Buen Amor que eres fuerte,
y me tienes a tu Albedrío,
si no me respetaras tanto,
ya fuera yo del todo tuya,
que hago lo que no quiero,
¡y peco contra mi Santo!
ya vuelvo en mi quebranto
esperando, el alma en llanto...
¡tu perdón, Espíritu Santo!

Nuestra Señora de Guadalupe





Oración a la Virgen de Guadalupe

¡Oh Virgen Inmaculada,Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia!
Tú, que desde este lugar manifiestas tu clemencia y tu compasión
a todos los que solicitan tu amparo;
escucha la oración que con filial confianza te dirigimos,
y preséntala ante tu Hijo Jesús, único Redentor nuestro.



Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso,
a Ti, que sales al encuentro de nosotros, los pecadores,
te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos,
nuestras alegrías, nuestras enfermedades y nuestros dolores.

Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos;
ya que todo lo que tenemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado,
Señora y Madre nuestra.
Queremos ser totalmente tuyos y recorrer contigo el camino
De una plena fidelidad a Jesucristo a su Iglesia:
No nos sueltes de tu mano amorosa.
Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te pedimos por todos
Los Obispos, para que conduzcan a los fieles por senderos
de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios
y a las almas.

Contempla esta inmensa mies, e intercede para que el Señor infunda hambre de santidad
en todo el Pueblo de Dios, y otorgue abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos,
fuertes en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios.
Concede a nuestros hogares la gracia de amar y de respetar la vida que comienza
con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios.
Virgen Santa María, Madre del Amor Hermoso, protege a nuestras familias,
Para que estén muy unidas, y bendice a la educación de nuestros hijos.
Esperanza nuestra, míranos con compasión,
Enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos
a levantarnos, a volver a Él, mediante la confesión de nuestra culpas
y pecados en el sacramento de la Penitencia,
que trae sosiego al alma.

Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los santos sacramentos,
Que son como las huellas que tu Hijo nos dejó en la tierra.
Así, Madre Santísima, con la paz de Dios en la conciencia,
Con nuestros corazones libres de mal y de odios,
Podremos llevar a todos la verdadera alegría y la verdadera paz,
que vienen de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
que con Dios Padre y con el Espíritu Santo,
vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén

México, enero de 1979.
Juan Pablo II

8 dic. 2011

María Inmaculada



Escogida entre todas,
por Aquel que hizo el cielo,
y queriendo encarnarse,
se escondió en tu dulce vuelo.
¡ Oh paloma blanca y pura,
háblanos de Su Consuelo!
Y enséñanos a amarle,
en la dicha y en el duelo. Amén.



7 dic. 2011

Venid a Mí




Lectura del santo evangelio según san Mateo 11,28-30
En aquel tiempo, exclamó Jesús: - «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»


Gracias, Señor, por ser tan misericordioso para con nuestras muchas miserias.
Te necesitamos así, cercano, perdonador y padre.

Sin Ti, este mundo lacerado tiene mucho de salvaje y poco de humano. Y las sociedades occidentales siguen empeñadas en apartarte de la vida pública de los hombres, como si no existieras, ignorándote, como se ignora algo de lo que fácilmente se prescinde...

Es cierto, a menudo nos vence el cansancio, Señor, pero Tú siempre estás ahí para nosotros, dispuesto a acogernos con amor y sembrar chispas de esperanza en nuestro corazón. A Tí, Señor de los tiempos y espacios, te invocamos y en tus manos ponemos toda nuestra existencia, para que todo quede recapitulado en tu divina persona, por el Amor,  y contribuya a mayor gloria de Dios Padre, ahora y por siempre. Amén.

5 dic. 2011

Adviento


Encaminados serenamente,
en claridades insertados,
con el gozo en el alma,
te buscamos, oh Señor.

Y subiendo la vereda,
que nos marca tu lucero,
desprendiéndonos sin duelo,
te hallamos, oh Señor.

Tus Quereres son tan bellos,
¡cómo pude yo dudar!
sólo Tú sabes de Amores,
¡nuestro bello Despertar!

En silencio nos sentimos,
tan pequeños y queridos,
que se dejan tantas cuitas
y dolores en olvido.

¡El Señor ya se acerca!
¡Preparadle el camino!
¡Despertad del gran letargo!
Y miradle : ¡Es Divino!

4 dic. 2011

La santa Misa



Ven, adentrémonos en su obra creadora,
en su obra redentora,
siendo uno con Él,
hallamos nuestra unión y nuestra fuerza.

3 dic. 2011

Adviento del Señor




Está escrito en el profeta Isaías: «Yo envío mi mensajero delante de ti para que te prepare el camino.


San Juan Bautista fue mensajero que preparó el terreno para tu manifestación temporal entre nosotros. ¡Qué vocación tan maravillosa la de Juan! Sin embargo creo que también nosotros, cristianos del siglo XXI estamos llamados a ser mensajeros de Jesucristo que le preparen el terreno de las almas con las que estamos en contacto para que Su Gracia logre rescatar a tantos que andan en desesperación y esclavitudes que parecen ofrecer felicidad y luego exigen un pago demasiado alto: la vida eterna junto a Dios.

Señor Jesús, queremos ser nosotros también tus mensajeros ante el mundo, hablándole de tu infinito amor, tu misericordia, tu vida eterna, llena de gozo, que ofreces a todo aquel que quiera creer en Tu Persona.

Queremos ser instrumentos en tus manos que logren, con tu gracia, liberar a tantos cuya amargura nos embate. Confiamos en tu amor misericordioso y nos ponemos totamente en tus manos. Fiat, Señor. Amén.
 

1 dic. 2011

La voluntad de Dios



" No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos, sino el que cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo. "


Yo quiero cumplir la voluntad del Padre, Señor Jesús, pero tengo un problema a veces: y es que no sé cual es su voluntad...Más entonces recuerdo que toda Ley se resume en dos preceptos principales: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.
Claro, Dios es Amor y si nosotros queremos ser dignos hijos suyos, también tendremos que convertirnos en amor a semejanza del suyo. 

Y es que amar significa ser capaz de sacrificarse por amor de Aquel que subiendo a la cruz quedó para siempre cosido a ella, aunque al tercer dia resucitara. La cruz es su estandarte y sus discípulos han de aprender en la escuela de la cruz a renunciar a sus propias apetencias, por amor del Amor.

Así la cruz de Cristo viene a ser nuestra fortaleza, porque, con su gracia, nos vamos haciendo cada vez más resistentes ante el dolor, viviéndolo desde el Amor que nos es insuflado.
Es una gracia patente que edifica el Cuerpo Místico de Cristo que es la Iglesia.



Hágase, pues, con María Inmaculada, tu Santa Voluntad en nuestras vidas, Señor. Amén.