27 nov. 2011

Agua que fluyes



Hermana Agua, 
qué fresca bajas, por las laderas escarpadas de esta vida,
¡admiro mucho tu inmensa y ductil despedida!
¡yo quiero ser como tú gozosa!
y poderosa renovadora,
y alegrar mi alma,
siéndote tierra germinadora.
¡Hazme el favor, Buena Señora!

2 comentarios:

Miriam dijo...

¡Yo también quiero ser renovadora y alegre¡
Me encanta la naturaleza y alabar a Dios mediante ella

Felicitas dijo...

Hola Miriam, pues ya somos dos.
Un abrazo.