16 oct. 2011

El Papa anuncia un "Año de la Fe" para el 2012


En la homilía de la Misa que presidió esta mañana en la Basílica de San Pedro, el Papa Benedicto XVI anunció para el año 2012 el "Año de la Fe" que se extenderá hasta 2013.

El Santo Padre hizo el anuncio durante la Eucaristía conclusiva del encuentro "Nuevos evangelizadores para la nueva evangelización" que se realizó el fin de semana en el Vaticano en el que participaron, entre otros, el tenor italiano Andrea Bocelli y la hermana Verónica Berzosa.

Esta hermana es fundadora de Iesu Communio, la nueva comunidad de religiosas de clausura que surgió en la localidad española de Lerma, que asombró al mundo con un "boom" de vocaciones que reunió a unas 150 hermanas en pocos años.

El Papa explicó que este Año de la Fe comenzará el 11 de octubre de 2012, en el 50 aniversario de la inauguración del Concilio Vaticano II y concluirá el 24 de noviembre de 2013, en la Solemnidad de Cristo Rey del Universo.

El Concilio Vaticano II es uno de los eventos más importantes en la historia de la Iglesia. Se realizó 1962 y 1965 congregando a obispos de todo el mundo. Produjo un cuerpo de doctrina que busca promover la fe católica, renovar la vida de los fieles, adaptar la liturgia y alentar la presencia de los laicos.

Al anunciar el Año de la Fe, el Papa dijo que este tiempo busca "dar un renovado impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente".

Este Año de la Fe, dijo el Santo Padre, "será un momento de gracia y de compromiso por una cada vez más plena conversión a Dios, para reforzar nuestra fe en Él y para anunciarlo con gozo al hombre de nuestro tiempo".

Los detalles de este Año de la Fe serán explicados en los próximos días por Benedicto XVI a través de una carta apostólica.

El Papa recordó luego en el Ángelus que uno de sus predecesores, el Siervo de Dios Pablo VI, también convocó a un Año de la Fe similar, en 1967, al cumplirse 900 años del martirio de San Pedro y San Pablo.


(http://www.aciprensa.com)

5 comentarios:

Miriam dijo...

Gracias por traer las últimas noticias.
Me encanta que un año tenga un motivo especial, algo en lo que centrarse y que lo haga toda la Iglesia. Me ayuda a centrarme.
Y ese año de la Fe, seguro será muy fructifero. Ya tengo ganas de que llegue


Que tengas genial semana¡¡¡

lourdes dijo...

"dar un renovado impulso a la misión de toda la Iglesia, para conducir a los hombres lejos del desierto en el cual muy a menudo se encuentran en sus vidas a la amistad con Cristo que nos da su vida plenamente. gracias que el señor aumente nuestra FE que el Espiritu de Dios habite en el corazón de cada hombre y encienda en ellos el fuego de su amor y su pasión por ÉL comencemos a prepararnos a ese año de gracia el años de la FE unidas en oración y un abrzo busquemos más la unión con ÉL

Angelo dijo...

Ay que ver que bonito suena el título. A mí me produce una gran paz y confianza. ¡Año de la Fe! cuanto me invita a orar esta palabra. Si es que el Espíritu Santo, siempre ofrece el oxígeno que necesitamos.
Un abrazo

NIP dijo...

Buenos días Felicitas. Refuerzo de la fe y anuncio valiente del Evangelio para lograr escuchar un día; Tu fe te ha salvado.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Yo también tengo ganas de que llegue porque además un año dedicado a la Fe me parece superacertado en estos momentos de falta de fe.
Un abrazo, linda.
;O)

Un año de gracia del Señor, ciertamente, querida Lourdes. Preparémonos a recibirlo con los oídos bien abiertos. Un abrazo bien fuerte.
Gracias por tu cariño.
;O)

Es cierto, Angel, el Espíritu Santo siempre sopla sobre Pedro justo con lo que más necesitamos todos. ¡Cómo nos ama el Señor!
Un abrazo.
;O)

Eres un auténtico huracán, querido Nip. Dios te mantenga esa fuerza y ese ímpetu apostólico.
Un abrazo, hermano.
;O)