3 oct. 2011

El encantador mordido





En el Eclesiástico encontramos las siguientes sentencias:


13 ¿Quién compadece al encantador mordido por la serpiente o al domador de animales salvajes?

14 Lo mismo pasa con el que se acerca a un pecador y se entremezcla en sus pecados.

15 Él permanecerá una hora contigo,pero si vacilas, no te dará una mano.


Creo que habla del hombre bondadoso que , sin embargo, arriesga demasiado en sus relaciones con los demás hombres. Tiene un cierto grado de temeridad en su corazón y no mide acertadamente el daño que el hábito de pecado en los demás pueda propiciarle a él.

Hay un cierto grado de exceso de confianza en las propias capacidades y esto anida en el orgullo y también en la seguridad de que todo consejo recibido para la precaución procede de la falta de caridad.

Es tan delicado el poder discernir, en ocasiones, si me mueve la virtud o si me mueve un tanto por ciento de mi pecado en según que actos que llevo a cabo... Por eso se hace necesario implorar al Espíritu Santo el valiosísimo Don de Discernimiento y con él la virtud de la Paciencia.

7 comentarios:

Miriam dijo...

Don de discernimiento: de enorme valor. Al final, ante la duda, en temas importantes, acudo a un sacerdote.
Alguna vez, iba yo convencida de que lo mejor era "A" y me dice que no, que "B". Y además me lo razonan. Y además de además, al final estoy de acuerdo.
Gracias a Dios por los sacerdotes con buen criterio.

Fernanda dijo...

Qué bonito has dejado el blog, me gusta más que los otros cambios...

Oye, ya me contarás cómo has adivinado mi catarro, tienes una intuición que pa qué...Ji ji ji
Beozozoozozs!1

Felicitas dijo...

Pues sí, querida Miriam, demos gracias a Dios por los buenos sacerdotes con buen criterio y don de discernimiento. ¡Son un tesoro!
Un abrazo.
;O)

Me alegro que te guste el blog, Fernandita. En cuanto a mis dotes adivinatorias, no pienso contarte el truqui...¡Luego se sabe todo!
Bezozozozosss!!

gosspi dijo...

Que bien me hace tu entrada Felicitas...he caido miles de veces en esto....el darme sin medida y por orgullo tantas veces y por asegurarme la afectividad del otro....menuda esclaviyud !!! Pero el Señor se vale de miles de cosas para sacarte de ahí y a mi me dá el discernimiento en este tema por lo que ahora la Paz no me abandona facilmente cuando me llega la correccion ante esta debilidad mia....todo es Gracia. La Paciencia se acerca mas a mi cada dia y aprendo a Esperar con serenidad las cosas que ipso facto quiero que lleguen...Alabado sea Dios!

Angelo dijo...

Lo dicho. La Biblia siempre es una sorpresa. No conocía esa cita del encantador. Si es que tienen razón los que dicen que en el libro sagrado puedes encontrar cualquier situación de la vida. Tu reflexión magistral como siempre. Un beso

NIP dijo...

Buenas tardes Felicitas. Algo así les ha sucedido a cuantos se han sentado en la mesa redonda con los terroristas, faltos de toda prudencia, templanza, bueno, acabo antes diciendo; faltos de toda virtud y vacilantes. Prefiero la labor de Munilla.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Querida Gosspi, ¡qué sincera eres, amiga! Dios te premiará ese afán de autoconocimiento que tienes tan grande, estoy segura de ello. Debes tener un temperamente muy dinámico, preciosa. Otros pecamos justo por lo contrario, por no actuar cuando hay que hacerlo, pero también se encarga de purificarnos.¡ Y tanto!
En fin, confiemos mucho en su Divina Misericordia que nos conduce a la Vida en plenitud.
Un abrazo, hermana.
;O)

Es cierto Angelo, la Biblia es el Libro de la Vida que siempre tiene cosas antiguas y cosas nuevas que nos enriquecen a todos.
Un beso, nen.
;O)


Claro, no me extraña nada, Nip, que te guste Munilla. Lo tuyo es Evangelio puro y duro y directo a la vena, no lo olvido.
Cuando conversamos con el enemigo de nuestro Amigo, abrimos la puerta a todo mal.
Dios se apiade de nosotros.
Un abrazo.
;O)