27 oct. 2011

De la soberbia

Tomás de Aquino, Summa Theologiae II-II, q.162, a.1 in c.

La soberbia recibe este nombre del hecho de que alguien, por su voluntad, aspira a algo que está sobre sus posibilidades. Por eso dice San Isidoro en sus Etymolog. : Se la llama soberbia porque quiere aparentar más de lo que es, y a quien desea sobrepasar lo que es, es soberbio. Y es propio de la recta razón el que la voluntad de cada cual busque lo que le es proporcionado. Por eso es claro que la soberbia lleva consigo algo que se opone a la recta razón, y esto constituye pecado, ya que, según Dionisio en De Div. Nom., el mal del alma consiste en apartarse de la recta razón. Es, pues, evidente que la soberbia es pecado.

Tomás de Aquino, Summa Theologiae II-II, q.162, a.8 in c.

Como ya expusimos antes (a.2; a.5 ad 1), la soberbia puede considerarse de dos modos. En primer lugar, en sí misma, como pecado especial. En segundo lugar, en cuanto que ejerce un influjo universal sobre todos los pecados. Ahora bien: consideramos vicios capitales a ciertos pecados especiales de los que nacen muchos géneros de pecados. Por eso algunos, considerando la soberbia como un pecado especial, la incluyeron entre los vicios capitales. Pero San Gregorio, considerando su influjo universal sobre todos los vicios, tal como dijimos (sed cont.), no la incluyó entre los vicios capitales, sino que la consideró reina y madre de todos los vicios. Por eso dice en XXXI Moral. : La soberbia, reina de los vicios, cuando se apodera del corazón lo entrega a los siete vicios capitales como si fueran capitanes de un ejército devastador, de los cuales nacen otros muchos vicios.


Tomás de Aquino, Summa Theologiae II-II, q.161, a.5 ad 2

Así como el conjunto ordenado de las virtudes se compara con un edificio por la semejanza que guarda con él, así también lo que es primero en la adquisición de las virtudes se compara con los cimientos, que son lo primero que se echa en un edificio. Ahora bien: las verdaderas virtudes son infundidas por Dios, por lo cual puede considerarse de dos modos la razón de principio en las virtudes. En primer lugar, como algo que aparta los obstáculos, y en ese sentido la humildad ocupa el lugar principal en cuanto que elimina la soberbia, a la cual resiste Dios, y hace al hombre obediente y siempre sumiso para recibir el influjo de la gracia divina eliminando la hinchazón de la soberbia, pues en Jds 4,6 se dice que Dios resiste a los soberbios y da la gracia a los humildes. En este sentido se dice que la humildad es el cimiento del edificio espiritual.

Puede decirse que, en las virtudes, algo es el fundamento directamente de otro modo, a saber: por el acercamiento a Dios. Ahora bien: el primer acercamiento a Dios se produce por la fe, conforme a lo que se dice en Heb 11,6: Es preciso que quien se acerca a Dios crea. Bajo este aspecto, se considera cimiento a la fe de un modo más excelente que la humildad.


7 comentarios:

NIP dijo...

Buenas tardes Felicitas. Cierto y muy bueno es saber sobre soberbia pero mucho más práctico es tomar la mano de María y despreocuparse más que de tomar su fuerza, virtus que la mediadora de todas las gracias reparte y enseña a compartir en su escuela de obediencia.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Tomar la mano de María y su fuerza, aprendiendo de Ella a obedecer. Gracias, Nip, dear brother of mine.
Que Ella te guarde en su Corazón INmaculado siempre.
Un abrazo.

Margalida dijo...

La soberbia es como una capa de yeso que va aumentando y secando, hasta que llega un momento que todo se ha hecho tan duro que ni el mármol es tan espeso y duro, para ablandarlo no queda más remedio que mucha oración, voluntad y del buen respaldo de nuestra amada Virgen María que a través de su infinita misericordia divina a Dios le va rogando para que a través de cinceles nos vaya quitando esta capa que con el tiempo se ha ido agarrotando.

Besitos Fely!

Margalida dijo...

¿En el de buenos libros no se puede comentar...?

Buena idea! del blog lo de comentar me apetecía

Margalida dijo...

El tema de ansiedad y estrés lo hemos escuchado...¿escuchado y practicado?
estas semanas pasadas he oído algunas palabras sueltas...es a lo máximo que hemos llegado por la velocidad y el volumen.

Es curioso dentro de Ansiedad hay angustia otros apartados si miras en el DSM-IV TR.
Este libro es la recopilación de todos los trastornos, síntomas, síndromes.
Lo de estrés afecta reduciendo la amigdala y parte del cerebro, también reduce la memoria.
El estrés produce depresión.

Bueno abre porfi el coment para los libros...que en este no pega el comentario

besitos!

Miriam dijo...

La soberbia todos vemos lo horrorosa que es, y sin embargo es curioso como se disfraza y nos camela cuando quiere entrar en nuestra alma.
Y que facilmente se cuela

relacionado con esto, recuerdo el sacerdote de mi parroquia, que cuenta como rezan algunas personas (en plan exagerado para que se entienda):
-Dios, yo se que tu eres Dios y todo lo sabes, pero hay cosas que no entiendes. No me das lo que necesito y me pides cosas que no son. Yo, yo te explico como van las cosas en la tierra y como tienes que actuar.
Gente que da lecciones a Dios (y en plan no tan "heavy", es tan facil caer tb en esto)

Felicitas dijo...

Es muy buena la imagen del yeso, Margalida! Gracias por la idea.
Besitos

En los libros no está habilitada la posibilidad de comentar, tienes razón, Margalida, porque lo que interesa es que los leáis. Pero como me lo pides, pues, por ti lo abro. Ala.
Besitos y petons.
;O)

Sí, querida Miriam, se puede caer desgraciadamente en eso. A mí me ha ocurrido no hace mucho y me he espantado, te lo digo. ¡Qué bueno que Dios nos muestre lo miserables que podemos llegar a ser y al mismo tiempo que con su gracia alcanzamos perdón y virtud. Un abrazo.
;O)