9 sept. 2011

Dios es Amor


¡Oh, Padre eterno, te ofrecemos el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, en propiciación por nuestros pecados y los pecados del mundo entero!

¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!



¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Por su dolorosa Pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!


¡Santo Dios, Santo fuerte Santo inmortal, ten  Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Santo Dios, Santo fuerte Santo inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!
¡Santo Dios, Santo fuerte Santo inmortal, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero!




Prometo que el alma que venere esta imagen no perecerá.
También prometo, ya aquí en la tierra,
la victoria sobre los enemigos
y, sobre todo, a la hora de la muerte.
Yo Mismo la defenderé como Mi Gloria.

(Diario de Santa María Faustina Kowalska, nº 48)

2 comentarios:

lourdes dijo...

gracias por este detalle que Dios te guarde y te bendiga que el señor nos conceda la gracias de experimentar constantemente su misericordia y podemos ser signo de su misericordia unidas en oración y un abrazo

Felicitas dijo...

Eso es lo que Él desea de nosotras, querida Lourdes.
Unidas en su Amor fiel e infinito.
:)