17 sept. 2011

Jesús en Ti confío

+ ¡Oh, cuánto Me hiere la desconfianza del alma!
Esa alma reconoce que soy santo y justo, y no cree que Yo soy la Misericordia, no confía en Mi Bondad.
También los demonios admiran Mi Justicia, pero no creen en Mi Bondad.
Mi Corazón se alegra de este título de Misericordia.
Proclama que la Misericordia es el atributo más grande de Dios.
Todas las obras de Mis Manos están coronadas por la Misericordia.

(nº 300, Diario de S. Faustina K.)

5 comentarios:

lourdes dijo...

Señor ayudame a abandonarme y a poner mi confianza sólo en ti unidas en oración y gracias

gosspi dijo...

Solo aspiro a abandonarme....y si, sufro por la desconfianza tantas veces de mi alma....aichsssss
un abrazo Felicitas

Miriam dijo...

El sacerdote de mi parroquia nos recuerda de tanto en tanto cuanto sufre el Señor por la falta de confianza en su Amor y en su Poder

NIP dijo...

Buenos días. Porque poco nos eneseñaron a amar y mucho a temer y cumplir mandamientos por miedo a la justicia de Dios. Ahora el al revés y nadie cree en el infierno. por A ó por B la enseñanza flojea, ahora con muchos medios antes con una tiza.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Señor, ayúdame a abandonarme y a poner mi confianza sólo en ti. Pídamoslo juntas, querida Lourdes. Así seguro que Jesús está entre nosotras.
Un beso.
:)

No te angusties, Gosspi. Eso nos pasa a todos, pero Él no quiere que perdamos la paz. Volver a empezar, cada día, apoyadas en su infinito Amor y Misericordia.
Un abrazo, preciosa.
:)


Pues me parece a mí, querida Miriam, que tenéis un buen sacerdote que os ama y ama mucho al Corazón de Jesús. Cuidadlo y orad por él, que de seguro lo necesita.
Besitos.
;O)

El hombre va basculando de un extremo al otro y precisa de tiempo para encontrar el camino dorado del medio, el del equilibrio de fuerzas, el de la virtud.
La Gracia no nos faltará nunca, y si seguimos intentándolo, iremos avanzando hacia ella, pasito a pasito.
Me parece importante no perder la costumbre de leer cada dia un trozo del Evangelio, porque es Su Palabra, la auténtica y genuina, inconfundible, Esa que nos da la Vida Eterna.
Un abrazo, hermano.
:)