16 sept. 2011

Confiar en Jesús



+ Una vez el Señor me dijo: Compórtate como un mendigo que cuando recibe una limosna grande no la rehusa, sino que más bien la agradece con más cordialidad; y tú también, si te concedo unas gracias más grandes, no las rehuses diciendo que eres indigna. Yo lo sé, pero tú más bien alégrate y goza, y toma tantos tesoros de Mi Corazón cuantos puedas llevar, ya que actuando así Me agradas más. Te diré algo más: no tomes estas gracias sólamente para ti, sino también para el prójimo, es decir invita a las almas con las cuales estás en contacto a confiar en Mi Misericordia infinita. ¡Oh, cuánto amo a las almas que se Me han confiado totalmente, haré todo por ellas!

(nº 294, Diario de Santa Faustina Kowalska)

8 comentarios:

NIP dijo...

Buenas tardes Felicitas, creo que eso debe ser humildad y seguir en ella partiendo el pan. Me parece.Un abrazo.

Margalida dijo...

Es tan difícil saber que hacer en todo momento y acertar...seguro que recibimos muchas gracias y dones de su Corazón, y no nos alegramos como deberíamos.

;-)

lourdes dijo...

MIL GRACIAS unidas en oración

Felicitas dijo...

¡A mí también me lo parece, querido Nip y me da mucha alegría saber que Jesús desea que gozemos con los regalos que nos hace! ¡Porque así, Él también es feliz!
Sólo el que ama de verdad se alegra con el gozo del amado y se apena con su penar.
Un abrazo.
:)

Quizás nos complicamos demasiado la existencia analizando demasiado todas las cosas. Quizás fuera mejor vivirlas con Jesús y darle menos vueltas en la cabeza, ¿no?
Un abrazo y muchos petons, Margalida.
;O)

Un fuerte abrazo, hermanita Lourdes.
Unidas en la oración y el Amor de Jesús.
;O)

lourdes dijo...

Cuando leo esto pienso en las cuenta que el señor me pedira a mi que hice por ellas que el señor me enseñe a ser realmente alma de opración unidas en oración y un abrazo y feliz fin de semana

Felicitas dijo...

¿Y ese pensamiento te angustia, querida Lourdes? Porque si es así, no creo que sea el fruto que debamos sacar de su enseñanza. Más bien alégrate de que Él se alegre en compartir contigo sus Tesoros y proponte a partir de hoy el compartirlos más con tus hermanos, si es que no lo haces ( cosa que dudo mucho).
Pero no te angusties. Él quiere tu paz interior, siempre.
Un abrazo linda y que tengas tú también un feliz fin de semana.
Unidas en su Amor.
;O)

Miriam dijo...

Gracias por estos puntos del diario.
He intentado leerlo varias veces, pero me quedo a la mitad.
Ahora, con estas entradas, me animo a volver a incorporarlo a mis lecturas y meditación

Felicitas dijo...

Hola, Miriam, guapa. A mí me ha pasado exactamente lo mismo con este libro. Hace un tiempo lo intenté leer y no pude. Pero ahora me está entrando mejor. Supongo que cada cosas tiene su tiempo, ¿no?
Un abrazo, linda.
:)