10 ago. 2011

Crux Christi , salvatio homini


Llegó el tiempo de meditar tantas cosas de la vida diaria...
que se repiten y contra las cuales uno se revuelve porque en el fondo piensa que ¡eso no puedo quererlo Dios!... Más la terca realidad se impone.
Y por eso toca reflexionar, es cierto. ¡Toca reflexionar!
¿No será que eso que parece tan contrario a lo que sería humanamente deseable en un ambiente cristiano es precisamente el medio que el Altísimo escoge para purificarnos?
Integrar el dolor en la propia vida en la forma que llegue, aunque sea la forma que a uno más la repatee, pues, realmente es lo que toca hacer.
Aceptación de la propia cruz.

Por amor a Cristo que abrazó con Amor la Suya, que es la de todos.


¡Enséñame, Señor, a abrazar la cruz que me das, con amor y aceptación, por ser la mía, la Tuya, la nuestra!
¡Enséñame, Madre, a decir Fiat como tú, con todo mi ser a todo cuanto el Señor disponga para mí!
Amén.


5 comentarios:

NIP dijo...

Amén. Un abrazo.

Fernanda dijo...

A mí también me debe enseñar a sostener esa cruz, que toda ella es para aprender a ser mejor.

Bezoozozos!!

Felicitas dijo...

High, Nip!
Always, higher!
Big hug.
:)

Así es, querida Ferdy, siempre es para aprender a ser mejor, a amar mejor y servir por Amor.
Aprendamos juntas.
Bezozozozsss!!
;O)

lourdes dijo...

¡Enséñame, Señor, a abrazar la cruz que me das, con amor y aceptación, por ser la mía, la Tuya, la nuestra!
¡Enséñame, Madre, a decir Fiat como tú, con todo mi ser a todo cuanto el Señor disponga para mí!
Amén.No se que decir sino GRACIAS la he copiado me ha gustado en estos momento de mi vidad GRACIAS GRACIAS unidas en oración y un abrazo

Felicitas dijo...

Gracias a ti, Lourdes, hermana, Dios te guarde, te conforte y de fuerzas y gracia para todo cuanto precises. Su Infinita Misericordia sobre ti.
Un abrazo.
;O)