16 jul. 2011

Luz Divina



Destellos de Luz
que acarician mi alma,
que gime y llora sus culpas...




¡Oh, Luz que me calmas!
¡Oh, Luz que me sacias!
¡Trocando mis yerros en gracias!
Mutando el yermo en mil bayas...

¡A Tí toda Gloria!
¡A Tí la Alabanza!

Tu Amor y Tu Paz
no me espantan,
tan sólo me hieren mis faltas
que aplastan el clavo en tus palmas...

¡Oh, Cristo, tu yugo sobre mis espaldas!
No quiero venderte por nada,
más serte bien fiel hasta el fin.

¡Qué pueda Contigo vivir!
y dejar toda carga maldada.

6 comentarios:

lourdes dijo...

¡Oh, Luz que me calmas!
¡Oh, Luz que me sacias! Mil gracias así es el Señor para el alma que realmente le busca no te cansa de buscarlo y de acercarte a su luz para que seas portadora de esa luz de DIOS en medio de ese pequeño mundo donde ÉL ha querido ponerte y donde has de florecer y ser un signo de su presencia unidas en oración y un abrazo muy fuerte

Miriam dijo...

pues hoy por ser domingo me quedo con lo de
¡A Tí toda Gloria!¡A Tí la Alabanza!

lourdes dijo...

Es una gran verdad que hemos de crecer sobre todo en la Espiritual pero hemos de hacernos muy pequeñito para acercarnos a ÉL por que el Rieno de DIOS es de los pequeños muy unidas en oración y un abrazo muy fuerte

Angelo dijo...

Madre mía, sin esa luz...
qué amarga es la oscuridad, que desesperante el creer que no se pueda salir de ella.
Necesitamos esa luz, debemos pedir insistentemente que siempre esté encendida para que aún en lo más lejano sepamos vislumbrar un poquito de su brillo, que nos ayude a seguir caminando, aún en lo más oscuro.
Abrazos

Fernanda dijo...

Qué macanudo has dejado el blog, la música, la Virgen bizantina, me gusta todo , todo y todo.

Bezoozozos!!
Ah, y el poema es maravilloso.

Felicitas dijo...

No me cansaré de buscarle, querida Lourdes, te lo prometo. ¡Porque sólo Él es mi vida! ¡Que se cumplan tus palabras en mi vida!
Un fuerte abrazo.
;O)

¡Bien, Miriam! ¡A Él la Alabanza, la Gloria y el Poder por los siglos eternos!
Un beso, linda.
;O)

Pequeñas, al estilo de Santa María, viviendo sólo para Él.
Besos, Lourdes.
;O)

Así es, Angel, y ver esa Luz es querer verla con todas las fuerzas del alma y del cuerpo y pedirlo hasta rompernos en trocitos, para que Su Bondad se vierta sobre nosotros, como lo prometió a nuestros padres en la fe.
Un abrazo, hermano.
;O)

Querida FErdy, tú siempre a mi lado, como el tesoro del que habla la Sagrada EScritura.
Un abrazo y muchos bezozozossss!!
;O)