7 jul. 2011

Confianza en Dios


Jesús quiere que confiemos totalmente en Él.

No desea que nos angustiemos.
Entregémosle nuestras angustias todas, porque Él puede con ellas.

Aceptemos su Ley y su yugo y abandonémonos en Sus Manos fuertes y poderosas.
Él es nuestra Liberación, ¿a quien acudiremos?
Sólo Él tiene palabras de Vida Eterna.

Quedémonos en paz, en Su Paz, sabiendo que Él puede con todo cuanto nos abruma y apesadumbra porque es Dios eterno e infinito.

Somos pequeños, muy pequeños para Él y esa es nuestra humildad gozosa. Saberlo y vivirlo con naturalidad. Abba nos ama y cuida de nosotros de dia y de noche.

Tan sólo precisa algo de nosotros:
NUESTRA CONFIANZA PLENA EN ÉL.



Repitamos , sin cansarnos:
¡Jesús, en Ti confío!


6 comentarios:

Fernanda dijo...

Primeerrr!

Fernanda dijo...

Precioso post. Confianza en él, sin dudas, porque si creemos en un Padre todo amor, no caben dudas acerca de que siempre todo es por nuestro bien.
Beozozozozs!!

lourdes dijo...

MIL gracias muy unidas en oración

Gran Visigoda dijo...

La confianza en Dios me hace avanzar cada día.
Un abrazo.

Felicitas dijo...

Así es, Fernanda, debemos convencernos profundamente de lo mucho que nos ama el Señor y quedar así abandonados en Él.
Un abrazo,
y bezozozosss!!
:O)

Gracias a ti, Lourdes.
Un abrazo bien fuerte.
;O)

Y eso no es poco, Visigoda.
Avanzar es lo contrario de retroceder. Y de eso se trata.
Seguimos, contigo.
Un abrazo.
;O)

Miriam dijo...

Jesus, en Ti confio