2 may. 2011

Dios


Contenerte es el sueño del que te ama.
porque Tú, hermoso Verbo, siempre manas,
y esa fresca Agua Tuya que me lava,
me serena y profundiza en mis estancias.




con la Fuerza que Tú tienes te extiendes
por el mundo en las almas que son santas,
porque llevan en lo hondo Tu Presente,
del Gran Rio son los brazos y afluentes.




La Belleza que Tú eres se hace materia
que deslumbra nuestros ojos admirados,
y el Artista primigenio se revela,
en el añil, el esmeralda y anacarado.

10 comentarios:

COOPERATRICES PARROQUIALES DE CRISTO REY dijo...

¡Qué bonito! ¡Qué grandeza la de Dios!

Angelo dijo...

¿Sabes que me ha pasado con tu post de hoy? Que he leído el título y me he quedado un buen rato absorto con solo leerlo. He sentido la necsidad de interiorizarlo y... ¡Qué grande!
Un abrazo

Felicitas dijo...

ESa grandeza en la que tú habitas por la Fe. ¡Qué gozo y qué consuelo!
Un abrazo, amiga.
:O)

¡Qué alegría me das, Angel! Le pedí al Señor que Él confeccionara el post y veo que lo ha hecho!
¡Alabado, ensalzado y amado seas por siempre, Señor!
Un abrazo.
:O)

Rosario dijo...

Que bonito tu poema,me ha encantado.
Saludos.

Fernanda dijo...

Clap, clap, clap...
Maravillosa especalista en alevar nuestro espiritu con la sabia combinación de texto e imagen.
Dios, el gran sostenedor de la Vida, se hace patente en nosotros y en la naturaleza, solo hay que percibir atenta, pues en cada pequeño átomo habita el que ES.

Bezoozoos!

Felicitas dijo...

Gracias, Rosario, eres muy amable.
Besitos.
:O)

El que és.....Sea profundamente en nuestros corazones y se haga su Santo Designio en ti, en mí, en todos.
Un abrazo, Ferdy
y bezozozozos
:O)

NIP dijo...

Admiro su gran profundidad, casi oigo las cascadas y escucho el rumos de las aguas.Un abrazo.

Felicitas dijo...

Cierra los ojos y mira hacia adentro. Cierra los oídos y escucha al que Es en tu propio palpitar vital. Allí te espera, para que te hagas pequeño, muy pequeño ante Él, y así sepas que todo - ¡TODO! - depende de Él.
Abandonemos todo afán en lo profundo de su Corazón Santo.
Amén.
Un abrazo, Nip.
:O)

gosspi dijo...

Lo que me gusta tu entrada Felicitas....que bien dices las cosas de Dios en nosotros. un beso

Felicitas dijo...

¡El gusto por las cosas de Dios es un Don del Espíritu , maravilloso, querida Gosspi! ¡Alabanza, honor y todo amor al Espíritu de la Verdad!
Un abrazo.
:O)