19 abr. 2011

Impasse


Perfume de nardo bajando por tus pies
endulza los clavos que te herirán después.




Tormentas que acechan tu bella estampa, Señor,
pronto desatarán en Ti su inquina y su furor.

En oración te acompañamos, gran Amor.

6 comentarios:

gosspi dijo...

Perfumes y tormentas....de todo me espera...pero en El todo con sentido y con una trascendencia de Eternidad...
que bonitas fotos Felicitas....

Margalida dijo...

me gusta!

preciosos!

Felicitas dijo...

Andamos juntas, Gosspi, tanto en los gratos perfumes del Amor Divino como en las noches de dolor y tormenta. Unidas a Su Amor, somos la Esposa que confiada espera en el Auxilio de su Señor que tanto la ama.
Besitos.
:O)

Me alegro que te guste, Margalida.
Petons.
;O)

Miriam dijo...

Perfume y clavos. Dulzura en las heridas.
Uff, para meditarlo
Gracias

NIP dijo...

En el castillo de Javier tenemos un cristo sonriente, leyendo su entrada creo que ya he descubierto el secreto.Un abrazo feliz Semana Santa.

Felicitas dijo...

Miriam, preciosa, es una cuestión de amor. Sólo el amor dulcifica las heridas del desamor.
Feliz Semana Santa!
:O)

El arte bimilenario tiene grandes tesoros como el Cristo de la sonrisa. Ojalá algún dia pueda verlo al natural.
Un abrazo, Nip.
:O)