23 mar. 2011

En honor a nuestros amados sacerdotes de Jesucristo


Has hecho de tu Dios toda tu vida,
entregándole tu alma y tu cuerpo,
recibiendo tú a cambio Su Amable Entrega,
que es un Pan que no se agota
y una Sangre que regenera.

Olvidaste hace tiempo tus afanes personales,
para hacer de los Suyos tu vida entera,
entroncado en su Cruz que te aquilata,
transformándote en Luz que salva y desata.


Vivo yo, más no soy yo, sino mi Cristo,
el que configura ya entera mi jornada,
al servicio de los hermanos necesitados,
con la palabra, con los gestos, con las manos.

Y como no es más el discípulo que el Maestro,
gustarás entre aplausos traicioneros,
las puñaladas que te ofrezcan sin piedad,
los que ignoran que es a Cristo a Quien se la dan.

Y la Madre, tu Señora que te espera,
en el Rosario, la devocion y la ternura,
no la dejes de tu mano, hermano cura,
¡Ella sabrá como llevarte tu vida entera!


5 comentarios:

lourdes dijo...

gracias por este compartir ellos son la presencia de Dios en el mundo hemos de pedir mucho por ellos que dia a dia dan lo mejor de si a todos aquellos que Dios les ha encomendado y puedan ser verdaderos Cristos vivós muy unidas en oración y un abrazo

NIP dijo...

Ojalá pudiera decirles a todos estos versos doña Felicitas. ¡Qué pocos hay! Un abrazo.

Felicitas dijo...

Es cierto, Lourdes, pidamos mucho por nuestros sacerdotes y en especial por los que conocemos.
Gracias, linda.
Un abrazo.
;O)

Hay pocos sacerdotes, Nip, es cierto. Pero yo creo que dónde haya un sólo sacerdotes santo, allí germina la Gracia Divina y eso se difunde en el Cuerpo Místico de Cristo, la Iglesia, como una Fuerza invencible que regenera la humanidad, a mayor Gloria de Dios. Ayudemos mucho a los que conocemos, con la oración y con nuestro apoyo real. Así seresmos, con ellos, fermento en la masa.
Un abrazo.
;O)

Angelo dijo...

Todo es poco. Anda, me faltaba esta foto para mi colección es preciosa.
Un beso

Felicitas dijo...

Todo es poco, muy poco... Pero nuestro todo en Su Todo es todo cuanto espera Él de nosotros.
Me alegro que no tuvieras esa foto porque anda que no es completa tu colección...
¡Qué alegría tan grande tendremos el 1 de mayo próximo!
Una Gracia más para la Esposa de Cristo.
Un beso, Angel.
;O)