22 mar. 2011

El Evangelio de hoy




»Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar Maestro, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos.

Ni llaméis a nadie "Padre" vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo.

Ni tampoco os dejéis llamar "Doctores", porque uno solo es vuestro Doctor: Cristo.

El mayor entre vosotros será vuestro servidor. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado».

(Evangelio de San Mateo, 23 ...)



Creo que nos falta más y mejor práctica diaria de las orientaciones que el Señor nos ofrece y quizás un poco más de radicalidad en nuestro seguimiento del Señor, Maestro, Padre y Doctor.
Siempre se recomienda interpretar rectamente las palabras de Jesús... y yo me pregunto, ¿qué entenderemos cada uno por interpretar rectamente? ¿Será lo mismo en todos casos?
Tenemos que tender a ser sensatos y razonables y todas estas cosas que están muy bien. Pero, releamos las palabras de Jesús y nos daremos cuenta,que la firme Autoridad con la que Él las pronuncia no la debe a nadie de este mundo, sino tan sólo a Su Amado Padre.
¡Concédenos, Señor, un seguimiento más radical de tu Persona y enseñanzas, tal y como lo hacen los santos!
Amén.

5 comentarios:

NIP dijo...

Para ser un poco más radical doña Felicitas, lo primero es hacerse un poco sordo a todas esas voces de dentro y fuera que te gritan ¡estás loca! ¡¿A dón de vas????.Un abrazo. Viva una radical pobreza. Paz y Bien.

Felicitas dijo...

San Francisco te ha inspirado hoy, querido Nip. Me alegra tanto...Se nota en ti un encaje de radicalidad evangélica que ha de dar mucha Gloria a Dios. Estoy segura. Cobijémonos bajo el Manto de Nuestra Señora, a la que tanto amas, para seguir bien de cerca su escuela mariana del Evangelio de Jesús. ¡La mejor intérprete de su Hijo Divino!
Un abrazo.
;O)

Quovadis dijo...

Creo que hacemos todo lo contrario a lo que dice el Evangelio:Llamamos Doctores a los que saben mucho, Padre y Santo Padre, y encumbramos personas e intentamos seguir sus pasos. ¿Que pasa aquí?

Angelo dijo...

Yo creo que ese "maestro y padre" se entiende perfectamente.Solo uno es vuestro Padre, y el corazón lo conoce. El que quiere entender que entienda... Un beso

Felicitas dijo...

Quovadis, eso tan sólo significa que podemos mejorar en nuestro seguimiento de Jesús. Animo, y adelante, intentemos poner en práctica todo cuanto Su Gracia nos haga ver y oremos mucho por todos.
Un abrazo.
;O)

Sí, Angel, se entiende perfectamente pero quizás no lo practicamos con tanta perfección como Él desearía de nosotros, ¿no crees?
En algunas cosas de las que habla el Señor, los cristianos andamos algo despistados, por decirlo suavemente, y se hace necesario una mayor radicalidad y fidelidad a la Voluntad de Dios manifestada en Jesús, creo yo.
Un abrazo.
;O)