16 feb. 2011

¿ Ves algo ?




En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos llegaron a Betsaida.
Le presentaron un ciego y le suplicaban que le tocara.

Tomando al ciego de la mano, le sacó fuera del pueblo, y habiéndole puesto saliva en los ojos, le impuso las manos y le preguntaba: «¿Ves algo?».

Él, alzando la vista, dijo: «Veo a los hombres, como si fueran árboles, pero que andan».

Después, le volvió a imponer las manos en los ojos y comenzó a ver perfectamente y quedó curado, de suerte que veía claramente todas las cosas.

Y le envió a su casa, diciéndole: «Ni siquiera entres en el pueblo».

Evangelio según San Marcos, 8,22-26


Jesús para actuar sobre el ciego, lo coge de la mano y se lo lleva consigo, lejos de la muchedumbre.
Porque Jesús, para actuar sobre ti, quiere estar a solas contigo, sin ruidos ni vanas habladurías, Él quiere comunicarse personalmente contigo, de tú a tú, para que percibas la Fuerza de su Amor Infinito.
Y quiere tu colaboración hasta para lo que Él tiene que realizar en ti. Así será cosa de dos : de Dios en ti y de ti en y con el auxilio de Dios. ¿Qué hermoso, no?

2 comentarios:

NIP dijo...

Muy hermoso, cierto. Pero Él logra lo mejor de nosotros en comunidad, el trato es personal, pero la labor es en el cuerpo místico.Todos a una.Un abrazo & thank you.

Felicitas dijo...

Tienes razón, querido Nip. Gracias a ti por recordármelo. Todos a una.
¡Qué bonito! Thank you too, dear friend of mine.
;O)