27 feb. 2011

Buscad el Reino y Su Justicia y lo demás se os dará por añadidura

" ¡Qué bien, qué bien, qué bien! " , me dijo aquel chalado,  " me he puesto enfermo y he notado al Señor actuando en mi vida. ¡Estoy contentísimo! "

Mi mirada de extrañeza debió interpelarle y añadió:

" ¿No te das cuenta que cuando las circunstancias de una enfermedad te obligan a parar tu actividad, en realidad, es el Señor que te para, para que reflexiones sobre tí y sobre tu vida y aprendas a valorar lo realmente importante ?
¡Es una ocasión de oro para meditar sobre los Quereres de Dios en tu vida!"

No dije nada, pero pensé: Quizás tenga razón.


2 comentarios:

lourdes dijo...

Hemos de buscarle sólo a ÉL, en ÉL esta TODO, si le buscamos a ÉL en cuanto hacemos o realizamos todo lo demás vendra por añadidura y nuestra vida sera un quere de Dios muy unidas en oración y un abrazo muy fuerte

Felicitas dijo...

Ojalá lo consiga, querida Lourdes. ¡Vamos, de camino, con grandes deseos de que eso se cumpla!
Gracias por estar aquí, conmigo.
Un abrazo, linda.
;O)