5 ene. 2011

Pensando en voz alta

No te olvido, Señor,
no te pienses que ya te dejé...



nada más lejos de mí...
lo que ocurre es que los años pesan,
la juventud quedó atrás,
y el presente,
con sus claroscuros,
en ocasiones me miente.





Me dice que Tú en realidad no estás,
pero me niego a creerle,
aunque se empeñe en ello,
porque yo sé que Tú estás,
siempre atento
a la voz de mi súplica,
y aún más,
adelantándote a ella.



No me pienso desanimar,
ni que se caigan los montes,
porque Tu permaneces siempre,
Amante, Misericordioso y Padre.



Y aunque mi miseria te ladre,
Tú no te asustas de mí,
lánceme rauda a tus pies,
llore largamente mis yerros,



pero que sepa, Señor, mantenerme a la Espera
de tus Perdones tan llenos de Amor.

Aquí me tienes, Señor.



(Las pinturas son de Liz Lemon Swindle)

6 comentarios:

Claudio dijo...

¡Que maravilla Felicitas! Confianza plena en la Providencia y la Misericordia del Señor.
Un beso

lourdes dijo...

EL siempre esta aunque no lo veamos en momentos determinado el esta lo importante es seguir adelante y serle fiel a eso que ÉL nos ha lamado gracias por esta oración que Dios te bedniga siempre ÉL te ama mucho dejate amar muy unidas en oración y un abrazo fuerte mil gracias

Felicitas dijo...

¡Nuestro Dios es tan Bueno, Claudio!
Besín.
:)

Procuraré hacerte caso, Lourdes, y me dejaré amar por Él. Gracias a ti, linda.
Un abrazo.

Fernanda dijo...

Qué maravilloso post, estabas inspirada por lo Alto.
Y las ilustraciones son preciosas.
Pues nada, que no te desanimes, que momentos de flaqueza los hay, pero nada toca volver a levantarse y caminar con fe.

Beozoos y abraozoozos!!

Margalida dijo...

¡Es precioso Fely!

Felicitas dijo...

Caminar con Fe... hmmm, sí querida Ferdy. Así lo haré, con vuestra ayuda y compañía.
Besitosososos

Hola Margalida, me alegra que te guste.
Besines.