18 ene. 2011

El Evangelio de hoy

Texto del Evangelio (Mc 2,23-28):

Un sábado, cruzaba Jesús por los sembrados, y sus discípulos empezaron a abrir camino arrancando espigas.

Decíanle los fariseos: «Mira ¿por qué hacen en sábado lo que no es lícito?».

Él les dice: «¿Nunca habéis leído lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y él y los que le acompañaban sintieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios, en tiempos del Sumo Sacerdote Abiatar, y comió los panes de la presencia, que sólo a los sacerdotes es lícito comer, y dio también a los que estaban con él?».

Y les dijo: «El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado. De suerte que el Hijo del hombre también es señor del sábado».





Regirse por puros preceptos que hay que cumplir para ser considerado persona respetable no tiene nada que ver con la enseñanza de Jesús. Si uno entiende la Religión por una lista de cosas que hay que hacer y una lista de otras que hay que omitir, se queda uno en la periferia más distante al corazón del mensaje cristiano. ¿Por qué les permite Cristo comer de las espigas en aquel momento, sin tener en cuenta las prescripciones legales vigentes en las leyes de aquella época? Porque tenían hambre y seguramente no tenían otra cosa que llevarse a la boca. ¿Qué le motivó? Su Amor, claro, que comprende que hay que cubrir esa necesidad de alimento corporal.
Si cumplir con Dios no es cumplir unas normas o disciplinas, será que sigue válido aquello de: ¿Ama y haz lo que quieras? Pues sí, pero bien entendido, claro.
Si en todo cuanto hago me rijo por el Amor a Dios y el amor al prójimo, no fallaré, aunque en un momento dado pueda pasar por alto alguna leyecita humana de esas que nuestros sufridos políticos les encanta ponernos ante los ojos, para luego incumplirlas ellos a la primera de cambio.
Pues eso: Ama y haz lo que quieras. Por cierto, es de San Agustín. (creo)

4 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches Felicitas, mucho tiempo que no nos vemos como antes, no se en qué campo estamos comiendo las espigas o bien las comemos en distintos días que no nos vemos. Es una forma de decite que te añoro.
Con ternura
Sor.Cecilia

NIP dijo...

"Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos." dice en juan 14,23. primero Amar y entonces cumplimos lo demás, yo también creo.


Lo del 'ustedes' es la versión hispanoamericana de la Biblia,un trato algo frío y distante, que muestra la imbecilidad rigorista de la relación con Dios en la lectura del Evangelio por esas tierras del Nuevo continente, cuando luego van y dicen: Padre nuestro que estás en los cielos, y luego lo de tu reino y más tuteos y proximidades que sorprenden.

lourdes dijo...

Cuando un alma posee a Dios no vive sujeta a leyes pues su ley es Dios y Dios es amor el alma que vive a Dios no sabe de otra cosa sino de amar muy unidas en ese amor de Dios y un abrazo

Felicitas dijo...

Gracias, querida Sor Cecilia. Me honras con tus palabras, hermana. En ocasiones la vida diaria, ajetreada y estresante no nos permite tener una continuidad en el cultivo de las buenas amistades, pero con la confianza que una hermana tiene para con la otra, sé que siempre tengo tu perdón preparado para mí.
Unidas en el Amor del Corazón de Cristo.


Tienes razón, querido Nip, lo primero es enamorarse de nuevo del Amor de Jesús, y una vez enamorados, enamoradísimos de Él, todo lo demás viene por sí sólo. (creo)
Mira que me gusta la web Biblia clerus, en donde consulto a menudo, pero lo del usted siempre me ha chocado.
El Padrenuestro, una joya del Corazón del Maestro.
(Usted sí que sabe, Don Nip :))

El alma que vive a Dios, no sabe de otra cosa...¡pero qué cosas más lindas dice, Lourdes! Oh sí, hermanita, úneme a tu oración y Amor a Dios. (a ver si se me pega algo...jijiji)
Besos.