15 ene. 2011

Desapego


El Médico de almas en ocasiones te retirará la presencia de personas a las que amas.
Al principio no lograrás comprender Sus Intenciones hasta pasado un tiempo,
en el que, purificado de ese apego, aprenderás a amar como Él lo desea: con un
Amor de Benevolencia y sin dependencias psicológicas.
¡Gracias, Señor, por amarnos tanto!
¡Gloria a Ti, Señor!

2 comentarios:

NIP dijo...

Porque a veces tienes que emplearte a fondo con aceite hirviendo,¡Gloria a ti Señor!.

Felicitas dijo...

Querido amigo, y eso duele mucho, pero sabemos que es para bien, para nuestro bien. Que Sus Quereres sean los nuestros también. Siempre.
Un abrazo.