8 ene. 2011

Bautismo del Señor




En aquel tiempo, fue Jesús de Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara.

Pero Juan intentaba disuadirlo, diciéndole:

-«Soy yo el que necesito que tú me bautices, ¿y tú acudes a mí?»

Jesús le contestó:

-«Déjalo ahora. Está bien que cumplamos así todo lo que Dios quiere. »

Entonces Juan se lo permitió. Apenas se bautizó Jesús, salió del agua; se abrió el cielo y vio que el Espíritu de Dios bajaba como una paloma y se posaba sobre él. y vino una voz del cielo que decía:

«Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto.»


(Lectura del santo evangelio según san Mateo 3, 13-17)



El bautismo de Juan era un bautismo de penitencia : la gente se bautizaba pidiendo perdón de sus ofensas a Dios e implorando ser renovados.
Por eso cuando Jesús le pide a Juan bautizarse, este se sorprende tanto, ya que Jesús no es pecador, es Dios hecho hombre.
Pero es que Jesús nos ama tanto, que quiere pasar entre nosotros como uno más, sin tratos especiales por ser Quién es... a eso le llamo yo Humildad con mayúsculas y Amor con mayúsculas. Y por eso, por hacerse pasar por uno más, el Padre y el Espíritu acuden al instante a dar testimonio de que Jesús es el Hijo amado del Padre que no necesita ser bautizado, sino que es el Enviado, el Ungido por Dios para salvar al género humano, a los pecadores que quieran aceptarle.
Jesús, por encima de todo, AMA y vive y actúa AMANDO y por eso no le importa nada, salvo ir por la vida AMANDO. aún a riesgo de ser tomado por pecador, aún a riesgo de ser menospreciado como un delincuente, un charlatán, un loco, un pobre hombre ajusticiado y abandonado por todos....


Señor, enséñanos a AMAR como Tú.

10 comentarios:

mar dijo...

Amen

Claudio dijo...

Suyo es el reino, el poder y la gloria. Por siempre.
Un gran abrazo

Felicitas dijo...

Amén, Mar.
Besín.

Suyo todo, amigo Claudio, también nosotros. ¡Qué bien!
Un abrazo.

lourdes dijo...

Gracias mil gracias que Dios te bendiga muy unidas en oración y un abrazo

Felicitas dijo...

Gracias a ti, hermana. Un abrazo en el Señor.

NIP dijo...

San Francisco de Asís supo seguir ese camino tras su Conversión magistralmente. Mi miseria también le ladra,doña Felicitas,muy hermosa reflexión tiene sobre la perseverancia en la anterior entrada.

Felicitas dijo...

Siempre me ha impresionado la radicalidad con la que San Frencisco se entregó a Jesús.
Lo dejó todo y consiguió al Todo.
Vayamos cada día entregándonos mejor al Señor, con ánimo, sin fijarnos demasiado en nuestras flaquezas, no sea que eso nos llegara a paralizar...
Nuestra miseria, en ocasiones, le ladra a Jesús, es cierto, pero Él sabe cómo tratar a estos perritos hambrientos de Su Amor e algo inútiles para conseguirlo...algo díscolos algunas veces y las más arrepentidos de ver lo poco bueno que hacen...¿Tendremos que aprender a abandonarnos en Él?
Un abrazo, amigo.

Fernanda dijo...

Hola guapis, ve a ver los dos últimos que me he retrasado y no te ha dado tiempo de verlos.

bezoozozos, preciosa reflexión, me has dejado de piedra.

Mil beozoozozos!! abrígate bien y a la camita.

Felicitas dijo...

ya fuí, preciosa. Eres irremplazable.
BEzozozozos y abrazozozozos.
Dios te guarde.

lourdes dijo...

Gracias sabe solo dejemole hacer ÉL sabe de que barro estamos hecho y conoce nuestra madera mejor que nosotros muy unidas en oración y un abrazo en cristo jesús