31 dic. 2010

Dios y hombre verdadero




La Divina Palabra que es engendrada por Dios Padre en su continuo presente, se encarna en las inmaculadas entrañas de María, introduciéndose así en su propia obra creadora, en el espacio y el tiempo, en el ámbito de lo humano y de lo humano caído en desgracia.



Asume lo creado, reconstruye lo destruido por nuestra desobediencia y desamor a Dios, y restaura, gracias a su Infinita Misericordia todo cuanto existe y en especial al hombre pecador.
La Divina Palabra humanada es una Presencia nueva de Dios en el ámbito de la vida humana. Es Dios tangible, cercano, hermano y héroe que da su vida por amor a nosotros.

Desde la Encarnación de la Palabra Divina, todo lo humano queda iluminado por una Presencia que nos muestra qué es ser verdaderamente hombre en el Plan Divino, a imagen del hombre perfecto, cercano, misericordioso, sensible y fuerte que es Jesús de Nazareth.



 ( Inspirado en el post de hoy del blog: Corazón eucarístico de Jesús )

El último día del 2010

Hace ahora unos 1980 años, Jesús de Nazareth dijo aquello de :

" ¡ Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado ! "
y lo corroboraba curando toda dolencia del alma y del cuerpo en aquellos que se acercaban a Él.

En un mundo en el que el dolor, la injusticia, el desamor y el odio campan por sus anchas, la noticia que nos anuncia Jesucristo ciertamente es LA NOTICIA por antonomasia.
Si en aquel entonces decía que el Reino ha llegado y sabemos, por Su Palabra, que Él ha de volver con Gloria sobre las nubes a juzgar a vivos y muertos, podemos concluir que su Reino sigue entre nosotros.



¿Como una aguja en un pajar?




¿Como una gota en el mar ?



¿ Como un minúsculo brote a penas imperceptible ?


Sí, esta última imagen creo que nos ayuda bastante. Ya lo decía el mismo Señor .

La más pequeña de las semillas, que en silencio germina, crece y con el paso del tiempo llega a ser un árbol frondoso e inmenso, bajo cuyo cobijo los pájaros vienen y construyen sus nidos, completando el ciclo de la vida...

El Reino de los Cielos está en nuestros corazones, en los que habita el Amor Divino y humano de Jesús y nos llama a ser, como Él, anunciadores de la Buena Nueva del Reino entre nuestros contemporáneos.
¡ Dios nos ama ! Seamos Amor de Dios para todos ellos, prolongaciones del Corazón de Cristo.
Te lo pedimos, Señor, para este año nuevo que enseguida comenzará. Amén.

27 dic. 2010

Juan vio y creyó


Ver no es ver con los ojos del cuerpo.
Ver es percibir la Presencia del Amado.
Y al ver y reconocerLe, creyó.
Y permaneció en silencio contemplativo.
Como saboreando el Paso del Señor.
Como oteando el horizonte, 
pero permaneciendo en quietud,
en la quietud del que tiene un Tesoro en su corazón.

26 dic. 2010

Dios de Dios, Luz de Luz


Dios verdadero de Dios verdadero

e

Hijo del hombre

nacido
de
mujer
.
.
.
.
E.N.R.A.I.Z.A.D.O.
en
nuestra
tierra
.
.
.
.
es

P.U.E.N.T.E.
.
.
que une
que re une
que a una
lo invisible y lo visible
.
.
.
.
abriendo brecha para un retorno masivo al original Gozo en plenitud.

¡Gloria a Dios en los Cielos y Paz a los hombres que ama el Señor!

25 dic. 2010

¡Feliz Navidad a todos!

Adeste, fideles, laeti, triumphantes,
Venite, venite in Bethlehem:
Natum videte Regem Angelorum:


Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.


En grege relicto, humiles ad cunas,
vocatis pastores approperant.
Et nos ovanti gradu festinemus.


Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.


Aeterni Parentis splendorem aeternum,
Velatum sub carne videbimus
Delum Infantem, pannis involutum.


Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.


Pro nobis egenum et foeno cubamtem,
Piis foveamus amplexibus:
Sic nos amantem quis nos redamaret?


Venite adoremus, venite adoremus
Venite adoremus Dominum.

23 dic. 2010

Navidad

Víspera de la víspera de Navidad....


uuuyyy ....

21 dic. 2010

Contemplatio

  La contemplación es felicidad.
    Feliz el que sigue la vía contemplativa; entra, ya en este mundo, en la vida eterna.




⌂  Hombre, si quieres ser sabio, conocer a Dios y a ti mismo, debes primero apagar en ti el fuego del deseo 
    del  mundo.





⌂  Cultiva la pureza de corazón , aprende a callar,
     escóndete,
     sube sin nada ver ni entender y alcanzarás, más allá de todo, la contemplación de Dios.




( Del Peregrino Querubínico, de Angelus Silesius )

20 dic. 2010

Chispas de Luz

○ Dios está en todos como la unidad está en todos los números.


○ Cuanto más se conoce a Dios, tanto más se reconoce que menos se puede dar nombre a lo que Él es.


○ En no ser sabio está la Sabiduría más hermosa.


○ No llegarás al cielo ( deja pues esas prisas...) mientras no seas antes, tú mismo, cielo viviente.


○ La virtud descansa en la quietud del corazón, y lleva en sí misma la felicidad.


○ El vicio está en lucha permanente, lleva en sí mismo el tormento.


○ No necesitas gran cosa para alcanza felicidad. Te ayuda una única cosa: la renuncia a tu propio querer.







( El peregrino querúbínico, de Angelus Silesius )

19 dic. 2010

Dios con nosotros

Cercanía y Predilección.



Encarnación y Nacimiento




Palabra Creadora de Dios hecha hombre verdadero.


¡Escuchadle, es mi Hijo muy amado!






¡Escucha, oh Israel!


Amarás al Señor, tu Dios, con toda tu alma, todas tus fuerzas, todo tu corazón ...





¿ Por qué ?





¡Porque te ama con Amor Infinito!

17 dic. 2010

  • El comienzo de todo ( cuanto existe ) emana del Verbo ( de Dios ).


  • El Verbo es la Eterna Visión, la Eterna Expresión del Padre.


  • El Verbo ve al Padre, lo contempla y se extasía, lo expresa y obedece en todo, porque lo ama infinitamente.

  • El Verbo es el primer contemplativo.

  • Dios creó, y vio que era bueno: Vio en todo una huella de su Ser verdadero, bueno y bello.

  • El Verbo es un umbral por el que todo ha venido a existir.

  • Detrás de ese umbral, comienza todo.

  • El universo fue creado por el Verbo y a Él regresa.

(Del Tríptico Romano, Poemas de Juan Pablo II)

Nuestra Señora de la buena Esperanza


¡ Alimenta la nuestra con tus dones y gracias y tu constante asistencia !

14 dic. 2010

Amar al Padre y querer lo que Él quiere

Texto del Evangelio (Mt 21,28-32): En aquel tiempo, Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Llegándose al primero, le dijo: ‘Hijo, vete hoy a trabajar en la viña’. Y él respondió: ‘No quiero’, pero después se arrepintió y fue. Llegándose al segundo, le dijo lo mismo. Y él respondió: ‘Voy, Señor’, y no fue. ¿Cuál de los dos hizo la voluntad del padre?». «El primero», le dicen. Díceles Jesús: «En verdad os digo que los publicanos y las rameras llegan antes que vosotros al Reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros por camino de justicia, y no creísteis en él, mientras que los publicanos y las rameras creyeron en él. Y vosotros, ni viéndolo, os arrepentisteis después, para creer en él».

¿ Quienes son los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo?
Son las personas tenidas por buenas públicamente. Son los que se supone que amando a Dios procuran seguir sus mandamientos y ser ejemplo para los demás.
Pero Jesús nos habla de hacer la Voluntad del Padre, es decir, la Voluntad de Dios.
A mí me parece que todos esos criterios tan arraigados de juzgar a alguien por sus apariencias, por su posición social, por el éxito en lo laboral e incluso por su rango dentro de la organización temporal de la Iglesia no son los mismos que tiene Jesús.
Para Él, el buen hijo es el que quiere ( ¡libremente!) hacer la Voluntad de Dios en su vida y en ello pone su empeño diario, personal e intransferible. Si este hijo es ingeniero, poeta, músico o político es algo totalmente secundario. Lo importante para Jesús es, como siempre, el corazón del hombre.
Seamos cristianos de una pieza. Crezcamos primero por dentro - ¡todo lo posible y más! -  con la Gracia de Dios, claro, y dejemos todo juicio en manos de Jesús misericordioso, manso y humilde.

13 dic. 2010

Veritas homini

Texto del Evangelio (Mt 21,23-27): En aquel tiempo, Jesús entró en el templo. Mientras enseñaba se le acercaron los sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo diciendo: «¿Con qué autoridad haces esto? ¿Y quién te ha dado tal autoridad?». Jesús les respondió: «También yo os voy a preguntar una cosa; si me contestáis a ella, yo os diré a mi vez con qué autoridad hago esto. El bautismo de Juan, ¿de dónde era?, ¿del cielo o de los hombres?». Ellos discurrían entre sí: «Si decimos: ‘Del cielo’ , nos dirá: ‘Entonces, ¿por qué no le creísteis?’. Y si decimos: ‘De los hombres’, tenemos miedo a la gente, pues todos tienen a Juan por profeta». Respondieron, pues, a Jesús: «No sabemos». Y Él les replicó asimismo: «Tampoco yo os digo con qué autoridad hago esto».


¿Por qué las personas que tienen la fea costumbre de considerar a los demás como inferiores y por consiguiente se pasan el día juzgando, criticando y condenando a su prójimo, cuando, por fin, tienen ocasión de demostrar en qué Virtud sobresalen, se suelen salir por la tangente y escurren el bulto?
¿No son ellos los buenos?
¡Nos harían una caridad si a los demás mortales de carne, hueso y pecado, nos mostraran todas esas excelencias de sus personas y aprendiéramos al fin algo de provecho y así hubiera en el mundo más personas maravillosas como ellos!
¿Será que no quieren competidores?

12 dic. 2010

Siempre

Búsqueda interior.

La mirada vuelta hacia adentro.



Encuentro con el Amado.
aquí y ahora.




" Aquí estoy siempre "       ¡SIEMPRE!


¡Venid a visitarme vivo en vuestro interior y os espero con Infinito Amor!

Habito en aquellos que me aman y por el Amor os hago uno Conmigo.

¡ Amados mios venid y ved qué bueno es el Señor !


Ven y verás,

Vida interior,

¡ y desde aquí hasta confin de la tierra !

(No ha lugar el activismo.)

¡ Iglesia despierta de tu letargo!

El Amado sale a tu encuentro

aquieta el alma serena los sentidos

orienta tu yo hacia adentro.


Dios solo.

¡Vaya Sorpresa!

10 dic. 2010

La Sabiduría se acredita por sus obras

Texto del Evangelio (Mt 11,16-19):

En aquel tiempo dijo Jesús a la gente: «¿Pero, con quién compararé a esta generación?

Se parece a los chiquillos que, sentados en las plazas, se gritan unos a otros diciendo:

‘¡Os hemos tocado la flauta, y no habéis bailado, os hemos entonado canciones tristes, y no os habéis lamentado!’.

Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: ‘Tiene un demonio’.

Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen:

‘Ahí tenéis a un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores’.

Pero la Sabiduría se acredita por sus obras».


Qué fácil resulta darle la culpa de nuestros errores y malas obras a los demás... No hay deporte más practicado que este. Cuando la conciencia comienza a darme ese toque que ya conocemos : ¿ No deberías...?  ¿Qué tal si ...?  Rápidamente encontramos 23 razones por las cuales no cumplir con eso que osa sugerirnos la vocecita interior, y casi siempre mi fallo, mi falta de respuesta, mi pecado queda muy mermado ante mis ojos soberbios por las circunstancias, es decir, y hablando en plata, por la culpa de los demás. ¡Esa sí que me queda bien patente! ¡Caramba, con qué agudeza reconozco hasta los movimientos interiores de la pereza, la ira, la lujuria en mi prójimo! ¡Se diría que tengo ojos de rayos X para distinguirlo! Y sin embargo, cuando se trata del mio...


¡Corazón manso y humilde de Jesús, haz mi corazón semejante al Tuyo!
¡Santa María, sierva del Señor y Señora junto a Él, dame un poco de tu Verdad y humildad!

8 dic. 2010

¡ Salve, María Inmaculada !





Salve, por ti resplandece la dicha;
Salve, por ti se eclipsa la pena.
Salve, levantas a Adán, el caído;
Salve, rescatas el llanto de Eva.

Salve, oh cima encumbrada a la mente del hombre;
Salve, abismo insondable a los ojos del ángel.
Salve, tú eres de veras el trono del Rey;
Salve, tú llevas en ti al que todo sostiene.

Salve, lucero que el Sol nos anuncia;
Salve, regazo del Dios que se encarna.
Salve, por ti la creación se renueva;
Salve, por ti el Creador nace niño.

Salve, ¡Virgen y Esposa!
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, tú guía al eterno consejo;
Salve, tú prenda de arcano misterio.
Salve, milagro primero de Cristo;
Salve, compendio de todos los dogmas.

Salve, celeste escalera que Dios ha bajado;
Salve, oh puente que llevas los hombres al cielo.
Salve, de angélicos coros solemne portento;
Salve, de turba infernal lastimero flagelo.

Salve, inefable, la Luz alumbraste;
Salve, a ninguno dijiste el secreto.
Salve, del docto rebasas la ciencia;
Salve, del fiel iluminas la mente.

Salve, ¡Virgen y Esposa!
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh tallo del verde Retoño;

Salve, oh rama del Fruto incorrupto.
Salve, al pío Arador tú cultivas;
Salve, tú plantas quien planta la vida.
Salve, oh campo fecundo - de gracias copiosas;

Salve, oh mesa repleta - de dones divinos.

Salve, un Prado germinas - de toda delicia;

Salve, al alma preparas - Asilo seguro.

Salve, incienso de grata plegaria;
Salve, ofrenda que el mundo concilia.
Salve, clemencia de Dios para el hombre;
Salve, del hombre con Dios confianza.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, Nutriz del Pastor y Cordero;
Salve, aprisco de fieles rebaños.
Salve, barrera a las fieras hostiles;
Salve, ingreso que da al Paraíso.
Salve, por ti con la tierra - exultan los cielos;

Salve, por ti con los cielos - se alegra la tierra.

Salve, de Apóstoles boca - que nunca enmudece;

Salve, de Mártires fuerza - que nadie somete.

Salve, de fe inconcuso cimiento;
Salve, fulgente estandarte de gracia.
Salve, por ti es despojado el averno;
Salve, por ti revestimos la gloria.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh Madre del Sol sin ocaso;
Salve, aurora del místico Día.
Salve, tú apagas hogueras de errores;
Salve, Dios Trino al creyente revelas.
Salve, derribas del trono - al tirano enemigo;

Salve, nos muestras a Cristo - el Señor y el Amigo.

Salve, nos has liberado - de bárbaros ritos;

Salve, nos has redimido - de acciones de barro.

Salve, destruyes el culto del fuego;
Salve, extingues las llamas del vicio.
Salve, camino a la santa templanza;
Salve, alegría de todas las gentes.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, levantas al género humano;
Salve, humillas a todo el infierno.
Salve, conculcas engaños y errores;
Salve, impugnas del ídolo el fraude.
Salve, oh mar que sumerge - al cruel enemigo;

Salve, oh roca que das de beber - a sedientos de Vida.

Salve, columna de fuego - que guía en tinieblas;

Salve, amplísima nube - que cubres el mundo.

Salve, nos diste el Maná verdadero;
Salve, nos sirves Manjar de delicias.
Salve, oh tierra por Dios prometida;
Salve, en ti fluyen la miel y la leche.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, azucena de intacta belleza;
Salve, corona de noble firmeza.
Salve, la suerte futura revelas;
Salve, la angélica vida desvelas.
Salve, frutal exquisito - que nutre a los fieles;

Salve, ramaje frondoso - que a todos cobija.

Salve, llevaste en el seno - quien guía al errante;

Salve, al mundo entregaste - quien libra al esclavo.

Salve, plegaria ante el Juez verdadero;
Salve, perdón del que tuerce el sendero.
Salve, atavío que cubre al desnudo;
Salve, del hombre supremo deseo.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, mansión que contiene el Inmenso;
Salve, dintel del augusto Misterio.
Salve, de incrédulo equívoco anuncio;
Salve, del fiel inequívoco orgullo.
Salve, carroza del Santo - que portan querubes;

Salve, sitial del que adoran - sin fin serafines.

Salve, tú sólo has unido - dos cosas opuestas:

Salve, tú sola a la vez - eres Virgen y Madre.

Salve, por ti fue borrada la culpa;
Salve, por ti Dios abrió el Paraíso.
Salve, tú llave del Reino de Cristo;
Salve, esperanza de bienes eternos.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, sagrario de arcana Sapiencia;
Salve, despensa de la Providencia.
Salve, por ti se confunden los sabios;
Salve, por ti el orador enmudece.
Salve, por ti se aturden - sutiles doctores;

Salve, por ti desfallecen - autores de mitos;

Salve, disuelves enredos - de agudos sofistas;

Salve, rellenas las redes - de los Pescadores.

Salve, levantas de honda ignorancia;
Salve, nos llenas de ciencia superna.
Salve, navío del que ama salvarse;
Salve, oh puerto en el mar de la vida.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, columna de sacra pureza;
Salve, umbral de la vida perfecta.
Salve, tú inicias la nueva progenie;
Salve, dispensas bondades divinas.
Salve, de nuevo engendraste - al nacido en deshonra;

Salve, talento infundiste - al hombre insensato.

Salve, anulaste a Satán - seductor de las almas;

Salve, nos diste al Señor - sembrador de los castos.

Salve, regazo de nupcias divinas;
Salve, unión de los fieles con Cristo.
Salve, de vírgenes Madre y Maestra;
Salve, al Esposo conduces las almas.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh rayo del Sol verdadero;
Salve, destello de Luz sin ocaso.
Salve, fulgor que iluminas las mentes;
Salve, cual trueno enemigos aterras.
Salve, surgieron de ti - luminosos misterios;

Salve, brotaron en ti - caudalosos arroyos.

Salve, figura eres tú - de salubre piscina;

Salve, tú limpias las manchas - de nuestros pecados.

Salve, oh fuente que lavas las almas;
Salve, oh copa que vierte alegría.
Salve, fragancia de ungüento de Cristo;
Salve, oh Vida del sacro Banquete.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Salve, oh tienda del Verbo divino;
Salve, más grande que el gran Santuario.
Salve, oh Arca que Espíritu dora;
Salve, tesoro inexhausto de vida.
Salve, diadema preciosa - de reyes devotos;

Salve, orgullo glorioso - de sacros ministros.

Salve, firmísimo alcázar - de toda la Iglesia;

Salve, muralla invencible - de todo el Imperio.

Salve, por ti enarbolamos trofeos;
Salve, por ti sucumbió el adversario.
Salve, remedio eficaz de mi carne;
Salve, inmortal salvación de mi alma.
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Himno Akathistos

6 dic. 2010

Y Jesucristo es Dios

Texto del Evangelio (Lc 5,17-26): Un día que Jesús estaba enseñando, había sentados algunos fariseos y doctores de la ley que habían venido de todos los pueblos de Galilea y Judea, y de Jerusalén. El poder del Señor le hacía obrar curaciones. En esto, unos hombres trajeron en una camilla a un paralítico y trataban de introducirle, para ponerle delante de Él. Pero no encontrando por dónde meterle, a causa de la multitud, subieron al terrado, le bajaron con la camilla a través de las tejas, y le pusieron en medio, delante de Jesús. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo: «Hombre, tus pecados te quedan perdonados».

Los escribas y fariseos empezaron a pensar: «¿Quién es éste, que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?». Conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: «¿Qué estáis pensando en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados te quedan perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados -dijo al paralítico- ‘A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’». Y al instante, levantándose delante de ellos, tomó la camilla en que yacía y se fue a su casa, glorificando a Dios. El asombro se apoderó de todos, y glorificaban a Dios. Y llenos de temor, decían: «Hoy hemos visto cosas increíbles».

5 dic. 2010

Alabanza de Dios

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 15, 4-9
Hermanos:

Todas las antiguas Escrituras se escribieron para enseñanza nuestra, de modo que entre nuestra paciencia y el consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza.

Que Dios, fuente de toda paciencia y consuelo, os conceda estar de acuerdo entre vosotros, según Jesucristo, para que unánimes, a una voz, alabéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

En una palabra, acogeos mutuamente, como Cristo os acogió para gloria de Dios.

Quiero decir con esto que Cristo se hizo servidor de los judíos para probar la fidelidad de Dios, cumpliendo las promesas hechas a los patriarcas; y, por otra parte, acoge a los gentiles para que alaben a Dios por su misericordia. Así, dice la Escritura:

«Te alabaré en medio de los gentiles y cantaré a tu nombre. »


¡Mi alma proclama la Grandeza del Señor!
¡Goza mi espíritu en Dios, mi Salvador!
Porque ha mirado la pequeñez de su esclava.
¡Porque, desde ahora, me llamarán dichosa todas las generaciones!
¡Ya que hizo en mí grandes cosas el que es Todopoderoso y cuyo Nombre es del todo Santo!
Su Misericordia pasa de generación en generación para todos aquellos que Le temen.
Hizo alardes de Poder con Su Brazo,
desbarató los proyectos de los soberbios,
derrocó de su trono a los poderosos,
y enalteció a los humildes.
Llenó de bienes a los hambrientos
y despidió vacíos a los ricos.
Tomó bajo Su Amparo a Israel su siervo,
acordándose de Su Misericordia,
como lo había prometido a nuestros padres,
en favor de Abraham,
y de todo su linaje para siempre.



4 dic. 2010

En verdad es necesario

La vida no es ir pasando.
Hay que cuestionarse el por qué de la propia existencia.
Se hace imprescindible la reflexión sobre el sentido de la propia vida.
¿Vivir en la superficie, como quien pisa un cuadro ajeno sin darse cuenta?
¡No!
Me niego en redondo a vivir la vida superficialmente,
porque HAY DIOS.
Y sólo en su Infinito Amor hallo la razón de todo.
¡Cuestiónate el por qué estás aquí y ahora!
Y ten por seguro que si a Él diriges tu mirada anhelante,
te cruzarás con la Suya expectante y si te mira, serás divinizado.
Te sabrás hijo de Dios muy amado.
Descubrirás tu dimensión más profunda y gratificante:
Soy porque Él me ama y quiso llamarme a la existencia,
para compartir conmigo Su Amor y Su Gozo sin fin.

En Ti nos hallamos, nos movemos y somos y no alcanzaremos
la plena realización como personas más que en Tu Amor, en Tu Ser.

¡Ven, Señor, no tardes!
¡Visítanos ahora, que te necesitamos!
Visita la vid que dejó de darte frutos,
podándola, sanándola para que rebrote y
logre ofrecerte buena cosecha.

Fiat nobis Voluntas Tua sicut in Caelo et in terra. Amen.

1 dic. 2010

Pensamientos

Necesitamos que el Espíritu Santo nos dilate el corazón.

Que nos dilate nuestra capacidad amatoria.


Porque se trata de amar a cada uno que se nos acerca como Dios lo ama.

" Amaos unos a los otros tal y como Yo os he amado "

Y si nos los manda, es que  ¡ P O D E M O S ! , apoyados en su Gracia.

O mejor dicho, en el mismo Mandamiento Nuevo de Jesús va insertada la Gracia que nos posibilita el cumplirlo tal y como Él lo espera de cada uno de nosotros.

¡ Y así hay que C R E E R L O ! y procurar hacerlo vida de cada dia.

Señor, nosotros hemos creído que Tú has salido de Dios y que tienes la Palabra de Vida Eterna.

Queremos estar siempre junto a Ti.